Tras una denuncia en su contra, Ariel Cohen Sabban será reemplazado a partir del lunes
La DAIA pidió la renuncia de su presidente
Imagen: DyN

A partir del lunes, Ariel Cohen Sabban dejará de ser el presidente de la DAIA. Entonces, acatará el pedido de renuncia del Consejo Directivo. Lo reemplazará el actual vice de la entidad de la comunidad judía, Alberto Indij. Según trascendió, la dirigencia de la entidad decidió el alejamiento de Cohen Sabban luego de que la actriz Esmeralda Mitre lo denunciara “como mujer y como víctima” por un “pedido de dinero improcedente”.

La información comenzó a circular ayer temprano en la tarde y confirmada horas más tarde por la DAIA a través de un comunicado en el que no ofreció detalles acerca de los motivos del desplazamiento de Cohen Sabban. “Entendemos que dado la información que está circulando la institución no puede estar en el medio de esta situación así que el Consejo Directivo actuó para salvaguardar el honor y la salud de la institución”, informó a este diario el vicepresidente primero de la DAIA, Alberto Indij, quien asumirá la presidencia mañana.

Sin dar detalles tampoco, Indij habló de “la existencia de una denuncia pública de la señorita Mitre, que cuenta unos hechos que el señor Cohen Sabban niega”. ”El solo hecho de que existan estas versiones encontradas hace que el presidente deba inhibirse de ejercer su cargo”, continuó.

Mitre no publicó su denuncia en su sitio web ni en sus redes sociales, aunque los trascendidos indicaron que había sufrido acoso sexual de parte del presidente saliente de la DAIA. Tras ser consultada por este diario, compartió un breve comunicado en el que desliza que sufrió una extorsión por parte de Cohen Sabban y que comentó lo sucedido “con quien correspondía” para que “esos hechos no vuelvan a repetirse con otra persona”.

“He vivido una situación desagradable como mujer y como víctima de un pedido de dinero improcedente. Para que sucesos así no vuelvan a repetirse con otra persona lo he hecho conocer a quienes correspondía a fin de que se tomaran las medidas pertinentes. Dichas medidas ya han sido tomadas” se descargó la actriz. Además, aclaró que al “no” buscar “ni el estrépito público ni la venganza” descartó “hacer declaraciones ni proporcionar detalles sobre los hechos”. “Tampoco quisiera iniciar acciones legales. Defiendo mi privacidad y mi carrera artística, que ha sido construida sobre la base del trabajo honesto y no del escándalo”, puntualizó. La DAIA también descartó realizar denuncias al respecto.

Fuentes cercanas al episodio deslizaron que Cohen Sabban habría querido sobornar a Mitre para ponerle un freno a la difusión de su conducta antisemita, que comenzó con sus declaraciones públicas relativizando el Holocausto. El ex diputado Ricardo Gil Lavedra, abogado de la hija del director del diario La Nación, Bartolomé Mitre, se negó a dar declaraciones sobre el caso y se ciñó a la exposición de su clienta, quien no aportó detalles sobre el supuesto episodio de acoso.

Según informaron desde la DAIA, los hechos habrían tenido lugar durante un encuentro que el presidente saliente de la institución de la comunidad judía y Mitre tuvieron en la casa de ella días después de la reunión formal a la que la actriz fue citada por el Consejo Directivo de la entidad para que diera explicaciones sobre sus conductas antisemitas.  

En una entrevista concedida a Infobae a mediados del mes pasado Mitre defendió a su ex pareja Darío Lopérfido y justificó sus declaraciones negacionistas sobre las víctimas de la última dictadura cívico militar argentina comparando los hechos con el Holocausto: "Darío tuvo instinto político. Dijo la verdad, que es lo que dice la CONADEP, es la cantidad de desaparecidos que figuran, el resto no están. La frase fue cortada por la mitad. Lo que dijo es que en su momento eso estuvo bien hecho de esa manera, pero que hoy en día había que cambiar porque se estaba utilizando políticamente para los derechos humanos y de alguna manera hay que darle vuelta la cabeza, el pensamiento a la gente. Además nuestro dinero estaba siendo usado de más en vez de en la cantidad de desaparecidos real, usaban nuestros impuestos. Es como pasó con el Holocausto, dijeron que eran 6 millones pero quizá no fueron tantos", afirmó la actriz durante la entrevista del 12 de abril.

La comunidad judía repudió sus dichos y la DAIA la citó a una reunión. En declaraciones que realizó a la prensa al salir de la sede de la entidad definió al encuentro como “durísima reunión”. “Llegamos a la conclusión de que me comprometo a tratar cada día de instruirme más acerca de lo que pasó. Pido perdón y me retracto por haber ofendido a la más grande tragedia de la humanidad", explicó insistente y alterada.

 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ