Seis prefectos al banquillo
Un juicio inédito

El 24 de septiembre de 2016, dos adolescentes fueron detenidos ilegalmente –ambos, militantes de La Poderosa–, esposados, golpeados, amenazados y obligándolos a arrojarse al Riachuelo. Ambos lograron llevar a juicio por torturas, por primera vez a seis de los prefectos agresores subordinados de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, abanderada de la doctrina Chocobar. El viernes 18 de mayo pasado, ambos declararon en el juicio oral y relataron con precisión y detalle las torturas sufridas. 

En su testimonio, Iván (foto), que es mayor de 18 años, militante de La Poderosa, describió las torturas recibidas. Contó cómo “perdió” su celular durante un “operativo de control” a cargo de la Federal, que luego los dejó en manos de los seis prefectos, que además de golpearlos, los insultaron llamándolos “negros de mierda”. A uno de ellos le hicieron creer que habían matado al otro. Y le hicieorn una especie de simulacro de fusilamiento y los llevaron hasta la orilla del curso de agua más contaminado de la Argentina. Una vez allí les ordenaron sin que ellos obedecieran, a que se tiraran al río, tal como habían hecho con Ezequiel Demonty en septiembre de 2002, quien apareció ahogado días después.

Los seis imputados son los prefectos Leandro Antúnez, Osvaldo Ertel, Ramón Falcón, Yamil Marsilli, Orlando Benítez y Eduardo Sandoval, mientras que sigue procesado, pero sin estar sentado todavía en el banquillo, Félix de Miranda, cuya defensa interpuso recursos judiciales que han demorado su juzgamiento. Todos dependían de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y es la primera vez que se logra llevar a juicio a algunos de sus subordinados. No precisamente porque no existieran denuncias sino porque las barreras a esas denuncias consisten en persuadir mediante intervenciones directas sobre los cuerpos de los posibles denunciantes y sus psiquis, tal como ocurrió el sábado pasado en villa 21 (ver aparte)

Precisamente, el padre de Iván, contra quien dispararon balas de goma en el último incidente, deberá declarar el próximo viernes en la causa de torturas a su hijo. Para protegerlo, La Poderosa organizó una caravana de apoyo. Partirán el viernes a las 8 desde Iriarte al 3500 hasta los Tribunales. Participarán además, los docentes de las escuelas de las villas, y los curas villeros.

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ