El diputado Whisky dijo que el oficialismo "intentará" que no deba intervenir
Con la posibilidad de que desempate Monzó
Imagen: Facebook Sergio Wisky

El diputado de Cambiemos Sergio Wisky sostuvo que el oficialismo “intentará” que no haya un empate en la votación del proyecto por la legalización del aborto de modo tal el presidente de ese cuerpo, Emilio Monzó, tenga que definir la cuestión, y aseguró que si la iniciativa llegara a sufrir un revés “vamos a volver a presentarla” el próximo año.

“Vamos a intentar que el proyecto salga positivo sin la intervención de nuestro presidente de Cámara”, subrayó el legislador nacional por Río Negro, quien ya anticipó su voto a favor de la legalización de la interrupción del embarazo y reconoció que el conteo previo a la sesión que durará hasta la madrugada de mañana habla de “un escenario muy de paridad”.

Durante una entrevista por radio Milenium, Wisky no negó la posibilidad de que, a pesar de que en las últimas horas la balanza se inclinara a favor de la despenalización, la propuesta no recibiera la media sanción. Si esto ocurriera, adujo, “no vamos a frenar” el impulso que cobró el tema y “vamos a volver a presentar” el proyecto en el próximo período ordinario.

Por otra parte reconoció que hubo “presiones” contra distintos diputados para que voten en contra del proyecto y admitió que en su caso hubo cuestiones que también le afectaron: “No es sencillo cuando a uno lo llaman asesino”, dijo.

No obstante, sostuvo que por su condición de médico y por su experiencia de haber trabajado en hospitales públicos “sé que lo que es el aborto”. “Los he visto, nadie me lo va a contar. Ni un epidemiólogo ni un abogado que explica las convenciones internacionales. Sé lo que significa hacerse el zonzo con esta política para la mujer”, cuestionó.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ