Denuncia y protestas por el conflicto de la FUBA
La disputa llega al Rectorado
Imagen: @fubaoficial

La puja por la conducción de la Federación Universitaria de Buenos Aires se agudiza. Tras el polémico congreso del último sábado, las agrupaciones independientes y de izquierda que denuncian fraude se movilizarán esta mañana al Rectorado de la UBA para reclamar que no se avale la renovación de autoridades proclamada por el bloque de agrupaciones radicales, peronistas y socialistas. Anoche, un grupo de estudiantes fue desalojado a los golpes por la Policía de la Ciudad cuando intentaban ocupar el Rectorado, en Viamonte al 400. 

Las autoridades surgidas del congreso del sábado niegan las denuncias y buscan oficializar su control sobre la federación. “Ya somos conducción. La legitimidad está dada por la mayoría de los centros de estudiantes”, dijo a este diario Ayelén Petracca, presidenta del centro de Sociales y votada el sábado como vicepresidenta de la FUBA. Definió al congreso como “normalizador” y consideró que las denuncias de haber alcanzado el quórum para la elección con irregularidades constituyen “intentos desesperados y manotazos de ahogado de las organizaciones que perdieron”. “No quieren perder una herramienta que estaban usurpando, pero van a tener que ceder porque la FUBA ya es de la nueva conducción”, aseveró Petracca. La dirigente estudiantil representa el programa impulsado por la UES, que desde la federación promueve “iniciativas concretas para la inclusión y la permanencia de los/as estudiantes en la educación superior; bregar por condiciones dignas de cursada; defender y ampliar los derechos estudiantiles; fomentar la solidaridad entre estudiantes y la comunidad educativa; y defender la universidad pública, gratuita, masiva y de calidad”. 

Por su lado, las agrupaciones independientes y de izquierda expusieron ayer los documentos con que aseguran que hubo fraude el sábado: sostienen que hubo dos “delegados usurpados”, Federico Amoretti y Luz Assman, quienes figurarían dando quórum pero no participaron del congreso. Ambos estuvieron ayer junto a dirigentes estudiantiles, representantes de los gremios Conadu, Conadu Histórica, UTE, Ademys, CTEP, Agtsyp y legisladores. Allí se dio a conocer una solicitada rechazando la elección de las nuevas autoridades, que lleva la firma de diputados nacionales del FpV y el FIT, dirigentes gremiales como Hugo Yasky de la CTA, Juan Grabois de CTEP y referentes de derechos humanos como Taty Almeida, Nora Cortiñas y Adolfo Pérez Esquivel, entre otros. “Para garantizar que el Rectorado y Cambiemos tengan el control de la principal federación universitaria de Latinoamérica, sus agrupaciones estudiantiles llevaron adelante este escandaloso fraude”, dijo Adrián Lutvak, referente de La Mella, hasta ahora copresidente de la FUBA junto a Julián Asiner, del PO.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ