El presidente de EE.UU. dijo que su país gasta demasiado en la protección de Europa
Una alianza que ni muy muy ni tan OTAN
Un día antes de la cumbre de los líderes de la OTAN, el mandatario estadounidense arremetió ayer contra sus socios por la contribución económica a la alianza militar que Trump considera escasa en el caso de los países europeos.
Trump, acompañado por Melania, saluda al llegar a Bruselas para asistir a la cumbre de la NATO.Trump, acompañado por Melania, saluda al llegar a Bruselas para asistir a la cumbre de la NATO.Trump, acompañado por Melania, saluda al llegar a Bruselas para asistir a la cumbre de la NATO.Trump, acompañado por Melania, saluda al llegar a Bruselas para asistir a la cumbre de la NATO.Trump, acompañado por Melania, saluda al llegar a Bruselas para asistir a la cumbre de la NATO.
Trump, acompañado por Melania, saluda al llegar a Bruselas para asistir a la cumbre de la NATO. 
Imagen: AFP

Nuevo cruce de palabras entre Donald Trump, y sus socios europeos: un día antes de la cumbre de los líderes de la OTAN, el mandatario estadounidense arremetió ayer contra los socios que gastan menos en defensa, a lo que el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, respondió con contundencia. 

“Preparándome para partir hacia Europa. Primer encuentro, OTAN. Estados Unidos gasta muchas veces más que ningún otro país para protegerlos. No es justo para los contribuyentes estadounidenses”, afirmó Trump en un tuit. 

“Muchos países de la OTAN, a los que se espera que nosotros defendamos, no solo no llegan a su compromiso actual del 2 por ciento (que es bajo), sino que también son morosos y deben varios años en pagos que no se han hecho. ¿Se lo reembolsarán a Estados Unidos?”, tuiteó Trump desde el avión que le transportaba a la capital belga. 

Trump, que no identificó a esos países, continuaba así con su insistencia en que todos los miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) deberían aportar al menos el 2 por ciento de su Producto Bruto Interno (PBI) a la defensa común. Unas horas antes, el mandatario insistió también en que la OTAN “ayuda mucho más” a los integrantes de la Unión Europea (UE) que a Estados Unidos, que paga “más del 70 por ciento” del costo de la defensa común. 

“La OTAN no nos ha tratado de forma justa, pero creo que lo resolveremos de alguna forma. Pagamos demasiado, y ellos pagan demasiado poco”, aseguró Trump en declaraciones de la prensa antes de despegar hacia Bruselas. 

El mes pasado, Trump envió cartas a varios líderes de países miembros de la OTAN, como España, Alemania y Canadá, en las que exigía que aumentaran sus partidas para la Alianza y advertía de que la situación actual “ya no es sostenible”, según el New York Times. 

Poco después, Tusk respondía a Trump por sus “críticas casi diarias de Trump hacia Europa”. “Los europeos gastan hoy mucho más en defensa de lo que gasta Rusia y lo mismo que China”, dijo Tusk tras la firma de una declaración conjunta de la UE y la OTAN en Bruselas. 

“Querido Estados Unidos, aprecia a tus aliados, al fin y al cabo no tienes muchos. Y querida Europa, gasta más en defensa porque todos esperan un aliado bien preparado y equipado”, añadió Tusk un día antes del inicio de la cumbre de la OTAN en Bruselas. “El dinero es importante, pero la auténtica solidaridad debería serlo más”.

Trump no tardó en contestar a Tusk, de nuevo en Twitter: “Los países de la OTAN deben pagar MÁS, Estados Unidos deben pagar MENOS. Muy injusto”, afirmó. 

El presidente estadounidense arremete continuamente contra los socios de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) que no llegan al objetivo de gasto en defensa del dos por ciento de su PBI.

Los 29 miembros de la OTAN se han comprometido a destinar ese porcentaje de su PBI a los gastos de defensa en 2024. Cuatro ya están en ese nivel (Estados Unidos, Reino Unido, Grecia y Estonia) y otros cuatro (Lituania, Letonia, Polonia y Rumania) lo  estarán a fin de año, aseguró ayer el secretario general de la alianza, Jens Stoltenberg. 

Este desequilibrio molesta a Trump, que considera anormal que el gasto de defensa de Alemania, la principal economía de Europa, represente solo el 1,24 por ciento  de su PBI. 

Según Tusk, en la cumbre de la OTAN, pero sobre todo en su previsto encuentro con el presidente ruso, Vladimir Putin, Trump debería recordar que los socios europeos estuvieron al lado de Estados Unidos después de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 en ese país. “Siempre está bien saber quién es un amigo estratégico y quién es un problema estratégico”, subrayó el representante europeo. 

Poco después, Trump insistía desde Washington: “Tenemos muchos aliados, pero no podemos sacar ventaja de ello. La Unión Europea sí saca ventaja de nosotros”.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, se refirió también a las declaraciones de Trump. El aumento del gasto en defensa de los aliados europeos y Canadá no debería ser para complacer a Estados Unidos sino para garantizar la seguridad y la defensa ante las crecientes amenazas, argumentó. “Están aumentando su gasto en defensa por su propia seguridad,” remató.

Stoltenberg reconoció los crecientes roces entre Europa y Estados Unidos por la cuestión presupuestaria. Pero agregó: “la OTAN seguirá siendo la piedra angular de la seguridad transatlántica pese a esos desacuerdos”.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ