Macri con Duque en Colombia
La pelota en la cabeza
Imagen: AFP

“Queremos estar cada día más cerca del pueblo colombiano y encontrar más cosas en las cuales colaborar, como colaboraron Chicho Serna, (Jorge) Bermúdez y (Óscar) Córdoba en aquella serie histórica de Boca cuando me tocó ser presidente”, dijo Mauricio Macri en su visita a Bogotá para participar de la ceremonia de asunción del mandatario Iván Duque (ver más información en página 25). Hombre del ala dura de Alvaro Uribe, Duque tuvo una reunión con Macri en la que hablaron de escalar en las represalias contra Venezuela y hacer una presentación ante el Tribunal Internacional de La Haya.

Macri se alejó por un rato del escándalo de corrupción que envuelve a su familia –en particular, a su primo Angelo Calcaterra– y al holding del que formó parte él mismo. Viajó a Bogotá para la asunción de Duque. Logró verlo a poco de llegar, en el en el hotel JW Marriot. Era el mediodía. Si bien la reunión fue reservada, fuentes del Gobierno argentino dejaron trascender que los mandatarios hablaron sobre la posibilidad de presentarse ante la Corte Penal Internacional de La Haya para denunciar a Venezuela por violaciones a los derechos humanos. 

A esa cruzada, probablemente se sume el presidente de Chile, Sebastián Piñera. Macri y Duque coincidieron en su mirada sobre el gobierno de Nicolás Maduro, al que el presidente argentino no le reconoce legitimidad democrática, y se mostraron de acuerdo en sumar a más estados de América Latina contra la república bolivariana. Además, trataron temas comerciales (sobre todo vinculados a productos agropecuarios). 

A poco de llegar, Macri dio un breve (muy breve, en verdad) discurso, que comenzó con sus habituales bromas de fútbol. No cosechó risas ni aplausos (no está claro si las esperaba). Tras una breve pausa, dijo: “Es una alegría estar nuevamente acá de visita, trayéndoles un saludo muy afectuoso del pueblo argentino y diciéndoles que queremos estar cada día más cerca del pueblo colombiano”. A Macri lo acompañaron el canciller Jorge Faurie así como el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo. 

Tras el encuentro con Duque, Macri se reunió con la embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Nikki Haley, enviada especial del presidente Donald Trump a la ceremonia de asunción de Duque. En esa reunión, la funcionaria estadounidense quiso conocer la opinión de Macri sobre la situación general de la región. Todos pueden imaginar lo que le dijo el Presidente sobre Venezuela.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ