El megáfono
Filmar por amor a Cuba

“Cubanas. Mujeres en Revolución” representa para mí y todas y todos los que batallamos en su realización un necesario homenaje a esas mujeres que, en todos los períodos de la Revolución, desde la Sierra Maestra como guerrilleras, pasando por la resistencia al bloqueo hasta llegar al presente, siempre han estado en primera línea de combate. Hay nombres como el de Mariana Grajales, Vilma Espín, Celia Sánchez y Haydée Santamaría (entre otras) que demuestran que, en todos los avances del pueblo, las mujeres también fueron vanguardia. De esa memoria rebelde provienen las lideresas y anónimas forjadoras del presente en todas las áreas de la sociedad cubana.

En el documental he querido hilvanar las luchas de las heroínas de ayer con las mujeres actuales. Son historias contadas por ellas mismas en las que también describen a aquellas luchadoras que más admiran.  Me impresionó escuchar de ellas: “La Revolución nos ha dado todo” o “qué sería de mi familia sin la Revolución”, en la voz de compañeras de origen humilde, campesino o negras.

Por otra parte quería dar a conocer fuera de Cuba que la lucha por nuestros derechos en América Latina ya han sido logrados por las mujeres cubanas. Desde hace décadas el aborto legal, seguro y gratuito y la educación sexual son derechos inalienables en la isla.  Allí no se nos asesina cada 26 horas por ser mujeres o lideresas sociales, no existen redes de trata, la violencia hacia las mujeres no se mide igual que en los países capitalistas, como bien lo expresa Teresa Amarelle, referenta de la Federación de Mujeres Cubanas. El salario es igualitario entre  mujeres y hombres y la atención a la salud totalmente gratuita. 

La educación es un derecho ganado para las mujeres y toda la población. También caracteriza a esta sociedad haber construido unos valores humanistas y solidarios. Prefieren solucionar los problemas a través del diálogo, no con  la violencia o la crueldad, como señala en la película Mariela Castro, encargada de la integración y la igualdad de derechos de las personas de diversidad sexual, en batalla constante contra la lesbo, homo y  transfobia.

Por eso, considero importante que se conozca, que a pesar del terrible bloqueo que asola al pueblo desde hace tantas décadas las mujeres han ocupado puestos masivos en la solidaridad internacionalista están presentes en las misiones cubanas de salud tanto como en el “Yo sí puedo” que ya ha alfabetizado a millones de personas en el continente y el mundo.

“Cubanas…” es además, mi abierta confesión de amor por Cuba y su revolución. Trato a través de las vivencias de las protagonistas del film que se pueda mostrar de manera sencilla que no hay que ir muy lejos a fin de comprobar que se necesitan cambios muy profundos en nuestras sociedades para que ese “otro mundo posible” que pregonamos sea alcanzado.

María Torrellas: Directora de la película Cubanas. Mujeres en Revolución, que se exhibe en el cine Gaumont.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ