Gimnasia debutó con una difícil victoria ante Argentinos
El Lobo marcó su territorio
Con Pedro Troglio otra vez en la conducción técnica y un gol señalado en el inicio del encuentro, el conjunto platense consiguió tres puntos muy importantes para alcanzar el objetivo de engrosar su promedio.
El festejo de Víctor Ayala tras el gol marcado a los 38 segundos.El festejo de Víctor Ayala tras el gol marcado a los 38 segundos.El festejo de Víctor Ayala tras el gol marcado a los 38 segundos.El festejo de Víctor Ayala tras el gol marcado a los 38 segundos.El festejo de Víctor Ayala tras el gol marcado a los 38 segundos.
El festejo de Víctor Ayala tras el gol marcado a los 38 segundos. 

El regreso de Pedro Troglio a La Plata tras dos años y medio fue con una sonrisa. Gimnasia venció ayer por la tarde a Argentinos por 1-0 y comenzó con el pie derecho una temporada en la que el objetivo es no descender.

La ventaja platense llegó temprano, cuando el paraguayo Víctor Ayala metió el cabezazo en el área a los 38 segundos, la pelota se desvió en Mauro Maidana y descolocó al arquero Lucas Chaves. La jugada que se inició por una mala decisión de Miguel Torrén, quien para evitar un corner realizó un despeje que quedó corto y habilitó el centro que tendría como destinatario a Ayala, sería la que finalmente definiese la historia en el Juan Carmelo Zerrillo, ya que Gimnasia se dedicó a aguantar exitosamente los tibios embates del Bicho durante el resto del encuentro. Por su parte, los dirigidos por Alfredo Berti no contaron con un feliz debut del delantero Raúl Bobadilla, quien no estuvo fino para definir un par de situaciones claras en lo que fue su debut en el fútbol argentino a los 31 años, tras emigrar al fútbol europeo desde muy joven.

La mala noticia de la jornada llegó horas antes cuando, a través de un video publicado en redes sociales, el líder de la barrabrava local, Christian Camillieri, amenazó al titular de la Aprevide, Juan Lugones. Al barra se le había negado el ingreso a los estadios en los días previos.

 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ