El armado en el conurbano para derrotar al macrismo el año que viene
Los intendentes y la realidad
Gobiernan las mayores concentraciones del país, las más golpeadas por la crisis. La búsqueda de un frente de acción común, la participación en actos con Unidad Ciudadana y el diálogo abierto con el massismo.

Hay dos líneas de la realidad que transitan paralelas: la causa judicial de los cuadernos y la crítica situación económica. El viernes, en una hubo nuevas detenciones y en la otra otro cimbronazo que disparó el dólar y el riesgo país con las consecuencias ya imaginables. Los intendentes del peronismo bonaerense ven en sus distritos que la única realidad que se vive día tras día es este última, la de la crisis económica, laboral y social. A la otra se la mira por TV. Por eso no quieren que nada los distraiga del armado de un frente opositor que derrote al macrismo el año que viene. De ahí la decisión de participar todos del acto de Unidad Ciudadana anoche en Ensenada y también la de mantener una reunión con Sergio Massa la semana que viene. “La pertenencia de un espacio político progresista opositor al macrismo no está en discusión”, explicaba un jefe comunal que ayer estuvo en el mitin. 

Por un lado hubo una reunión el jueves en San Martín de los intendentes de la Primera Sección Electoral, que se replicó al otro día en la Tercera Sección. Ambas secciones contienen a los distritos más populosos del Conurbano. Las conclusiones fueron más o menos parecidas. “Nosotros gobernamos las ciudades del país más golpeadas por este modelo. No hay espacio para que nos pongamos a marcar diferencias internas”, analizaba uno de los intendentes que formó parte de esos encuentros de los que participaron, entre otros, el presidente del PJ Bonaerense, Gustavo Menéndez (Merlo), Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Gabriel Katopodis (San Martín), Ariel Sujarchuk (Escobar) y Juan Zabaleta (Hurlingham).

La idea de una importante presencia de intendentes ayer en Ensenada surgió a partir de un pedido del propio kirchnerismo, algo que no es habitual y que podría tomarse como muestra de un momento político especial. El intendente de Ensenada, Mario Secco, se comunicó con su par de Esteban Echeverría y vice del PJ bonaerense, Fernando Gray, que se movió para contactar a jefes comunales, legisladores y dirigentes cuestión de darle un buen marco al encuentro que se desarrolló durante toda la tarde con debates temáticos y un cierre con un acto con Máximo Kirchner como orador.

“El Gobierno quiere volver a poner la grieta arriba de la cancha y eso para nosotros es un problema. Lo de los cuadernos es una serie linda, todos los días tiene un capítulo nuevo. Pero lo que nosotros vemos en la calle es otra cosa, la situación en algunos casos en algunos casos es dramática y para el que está sufriendo lo que se ve en la tele es como algo lejano, del mundillo de la política”, evaluaba uno de los intendentes. “Esa causa tiene que ver con el financiamiento de las campañas y de la política en general. Hace unos días afectaba a Vidal y ahora nos toca a noso-tros. Aunque sea feo plantearlo así, la gente no lo ve como una cosa nueva. Era algo que más o menos ya sabían o imaginaban”, analizaba otro.

Igual, aclaraban que si lo tomaban con tanta serenidad era porque todavía no es el momento de definición de candidaturas sino el de la elaboración de un proyecto alternativo. También el de consolidar el “colectivo” de intendentes, que al menos esta semana se mostró muy unido en sus movimientos. 

Con todo, si bien todavía no quieren meterse en la cuestión de las candidaturas, hay intendentes que aseguran que en sus municipios la imagen de Cristina Kirchner no se había visto afectada. “CFK 40 por ciento, Macri 24 por ciento”, relató un jefe comunal que le dio esta semana la encuesta en su municipio, con la gobernadora María Eugenia Vidal un poco por arriba de Macri pero también bajando. Para los intendentes que están más metidos en la estrategia nacional eso significa un problema porque tienen colegas que sólo piensan en qué es lo mejor para renovar sus mandatos en el municipio y no tanto en cuál candidato es mejor para derrotar a Macri en un ballottage. No son todos. Hay algunos que ya juegan abiertamente con Felipe Solá, otros que se sienten más afines con Sergio Massa.

Justamente, en los próximos días habrá un encuentro con el líder del Frente Renovador, con quien varios intendentes mantienen diálogo frecuente. Es que hay municipios en los que necesitan del massismo para sacar adelante medidas en sus concejos deliberantes, lo mismo sucede en la legislatura bonaerense. El diálogo del encuentro girará principalmente en torno a temas de gestión, pero obviamente tendrá su costado político. En principio, los intendentes aclaran que ya dejaron de lado la idea del massismo de desdoblar las elecciones municipales en la Provincia en un intento de despegarse de la pelea nacional. “Se analizó y se descartó”, confirmó un jefe comunal. Pero queda la tarea de convencer a Massa de la necesidad de un frente único en el que confluyan todos los sectores. Quedaría sumar a los gobernadores con los que, si bien no tienen diálogo tan periódico, creen que a la larga no les quedará otra que converger. 

Con todo, prendían una luz de alerta. Tenían la versión de una posible división del bloque de senadores que encabeza Miguel Angel Pichetto, que podría habilitar el desafuero de Cristina Kirchner. Esa posibilidad, que ayer circulaba en Ensenada como un rumor, complicaría el escenario. El actual y el futuro.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ