Un relevamiento del Suteba en dos mil escuelas de la provincia muestra el real estado de riesgo en que se encuentran
El peligro bonaerense ya tiene su radiografía
En las tres cuartas partes no se controlan las instalaciones de gas. El 60 por ciento no tiene en regla los artefactos. En el 75 por ciento no se controla el agua. Y siete de cada diez edificios escolares no tienen la red eléctrica en condiciones.
El Suteba relevó la situación edilicia en más de 2000 escuelas en la provincia de Buenos Aires.El Suteba relevó la situación edilicia en más de 2000 escuelas en la provincia de Buenos Aires.El Suteba relevó la situación edilicia en más de 2000 escuelas en la provincia de Buenos Aires.El Suteba relevó la situación edilicia en más de 2000 escuelas en la provincia de Buenos Aires.El Suteba relevó la situación edilicia en más de 2000 escuelas en la provincia de Buenos Aires.
El Suteba relevó la situación edilicia en más de 2000 escuelas en la provincia de Buenos Aires. 
Imagen: Guadalupe Lombardo

Un relevamiento en más de 2000 escuelas de la provincia de Buenos Aires, realizado por el Suteba, detalló el estado deplorable en que se encuentran las instituciones educativas de la provincia. “En un 75,6 por ciento no se controlan sistemaìticamente las instalaciones de gas. En un 67,1 por ciento los artefactos no se encuentran en buen estado de conservacioìn y funcionamiento. Y en un 61,3 por ciento las instalaciones de gas no se encuentran en perfecto estado de conservacioìn y funcionamiento”, enumera el informe presentado por el gremio. Más de 800 escuelas siguen cerradas luego de la explosión de la escuela 49 de Moreno donde murieron la vicedirectora Sandra Calamano y el auxiliar Rubén Rodríguez.

“Exigimos respuestas inmediatas, la escuela puìblica no puede esperar y no queremos atravesar maìs situaciones dolorosas, como la que sufrieron Sandra y Rubén, en nuestros puestos de trabajo”, expresó Suteba. Los resultados de la investigación del Suteba arrojaron “datos realmente alarmantes, lo que permiten constatar los graviìsimos problemas que hay en los servicios de gas, agua y electricidad, ademaìs de la estructura edilicia. Estos problemas ponen en serio riesgo la salud de lxs alumnxs y trabajadorxs de la educación, por eso es necesario que el gobierno provincial escuche nuestros reclamos de una vez por todas y trabaje para garantizar condiciones dignas de ensenÞanza y aprendizaje”. 

Además de los inconvenientes y falta de mantenimiento en las instalaciones de gas, el informe detalla serios problemas en las instalaciones de agua y electricidad. Respecto al agua, el gremio constató que en un 75,1 por ciento de las escuelas de la provincia no se realizan anaìlisis fiìsico-químicos del agua, en un 69 por ciento no se realizan analísis bacterioloìgicos y en un 50,6 por ciento no se realiza la limpieza de tanques. Sobre las instalaciones eléctricas, el informe especifica que “en un 79,2 por ciento no se realizan comprobaciones preventivas de las instalaciones en forma periódica por autoridades competentes. En un 72,2 por ciento las instalaciones eléctricas no se encuentran en perfecto estado de conservación y funcionamiento. Y en un 57,5 por ciento no se realiza la reparación y/o sustitución de artefactos eléctricos defectuosos”.

Los resultados sobre la infraestructura de las escuelas bonaerenses tampoco son alentadores. “En un 72 por ciento las paredes no se encuentran en perfecto estado de conservación. Y en un 76,3 por ciento los techos no se encuentran en perfecto estado de conservación”, enumera la investigación.

Suteba subrayó que, junto a los otros gremios nucleados en el Frente de Unidad Docente Bonaerense, continúa a la espera de una “urgente convocatoria a paritarias por parte del gobierno provincial”. “Exigimos que lxs funcionarios realmente den respuestas a todos los reclamos que presentamos en cada una de las reuniones paritarias. El alarmante estado de los edificios escolares bonaerenses es una de las tantas denuncias que presentamos todas las veces que somos convocados, entre otras cuestiones”, explicó el gremio.

“En el día de hoy, la escuela pública de la provincia de Buenos Aires está viviendo una situación de abandono y desidia. Actualmente hay más de 800 escuelas que debieron suspender sus clases, producto de las políticas brutales de ajuste que implementa el gobierno provincial en todo lo que administra”, explicó Suteba. Y concluyó: “Como consecuencia de una severa falta de gestión y una notoria desinversión en toda la provincia, Sandra y Rubén perdieron la vida cuando se disponían a abrir las puertas de la Escuela 49 de Moreno para recibir a lxs alumnxs. Este lamentable hecho pudo ser evitado si el gobierno provincial hubiese escuchado cada uno de nuestros reclamos, pero aún no hay respuestas mientras que la gobernadora María Eugenia Vidal se pasea por los sets televisivos y el director provincial de Infraestructura, Mateo Nicholson, actualmente goza de licencia sin haber sido separado del cargo luego de ser denunciado por sobreprecios, a partir de un audio en que se evidencia una clara maniobra de corrupción”.

Informe: Azul Tejada.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ