En su álbum debut, "El futuro", ENDLRG exhibe lo más experimental de la movida mendocina
Dale, dale con el loop
Gastón Ramos pasó del conservatorio a Usted Señálemelo, y en el medio flashó un discazo mientras atendía la caja en un súper.
"Siempre quise esto, pero me costó decidir", dice Ramos, quien armó sus loops mientras jugaba al Sega o miraba anime."Siempre quise esto, pero me costó decidir", dice Ramos, quien armó sus loops mientras jugaba al Sega o miraba anime."Siempre quise esto, pero me costó decidir", dice Ramos, quien armó sus loops mientras jugaba al Sega o miraba anime."Siempre quise esto, pero me costó decidir", dice Ramos, quien armó sus loops mientras jugaba al Sega o miraba anime."Siempre quise esto, pero me costó decidir", dice Ramos, quien armó sus loops mientras jugaba al Sega o miraba anime.
"Siempre quise esto, pero me costó decidir", dice Ramos, quien armó sus loops mientras jugaba al Sega o miraba anime. 
Imagen: Cecilia Salas

En la segunda fecha del estreno en Buenos Aires de Flow de Cuyo, el nuevo disco de Perras on the Beach, el nombre del acto soporte era impronunciable: ENDLRG. La propuesta solista de Gastón Ramos, quien toca sintetizador y guitarra en la actual formación de Usted Señálemelo, presentó la noche del 29 de julio en Niceto Club el repertorio de su álbum debut, El futuro, lanzado en las plataformas digitales este febrero. Si se creía que se había visto todo el hervidero musical en el que se tornó Mendoza, este trabajo viene a mostrar el lado radicalmente experimental de la escena, a partir de la perspectiva minimalista, abstracta y futurista del hip hop. “Aparte de ENDLRG --se pronuncia ENIDLAREG-- tengo una banda llamada Geraldine, que es mi proyecto más importante”, explica el músico y productor de 23 años. “Esas canciones eran para el grupo, pero como hacemos temas más grabados y con menos samplers, y también estaba cambiando mi manera de ver la música y la vida en general, tuvieron otra definición.”

Durante los dos años en los que se gestó El futuro, la vida de Gastón dio un giro radical: dejó el conservatorio de piano, se fue a vivir solo y comenzó a trabajar como cajero en un supermercado. “Se llama El Átomo”, aclara el artista. “Empecé a escuchar otro tipo de música, a ver anime y a entender la esencia del dibujo, la pintura, el cine y el sonido”, detalla. Si existe un dato clave en el disco, ése fue el descubrimiento de la serie de animación japonesa Samurai Champloo. Al punto de que el tema que lo inaugura, Samurai, es una reversión de su intro. “La música es todo hip hop, y quedé encantando. El creador de la banda de sonido fue Nujabes, junto con otra gente. Él fue considerado el inventor, al lado de J Dilla, del chill hop”.

En un momento, la minuciosidad del álbum se convirtió en una obsesión: “Me enrosqué mucho. Agarraba fragmentos sampleados o tocados y me ponía a jugar al Sega, barría o comía, y si me cansaba del loop, no clasificaba. Hice miles. Siempre les faltaba algo. Me volvía loco. Empujé el disco hacia la realidad, aunque era mucho más largo que esos 27 minutos”. Si bien el primer álbum de ENDLRG es básicamente instrumental, el último track, No puedo cantar, es interpretado por Ramos –quien además este marzo lanzó el microdisco Blvnts–, lo que deja la puerta abierta para que haya más canciones en su próxima producción. “Por eso la puse al final”, fundamenta Gastón, quien no se siente hiphopero, aunque su padre fue b-boy en su juventud.

Al momento de justificar el título de su debut, El Zurdo –como también se le conoce– explica: “Ayudé a Luca Bocci a producir su EP 40º, y el tercer tema lo hicimos con un loop y unos solos, y todos decían que eso era el futuro’. Después subí cosas a mi Soundcloud y me advertían que ‘el futuro es un loop’. Más tarde me di cuenta de que el disco no iba a estar listo hasta 2018, y entonces pensé: ‘Va a salir en el futuro’, cuando deje de trabajar en la caja de un supermercado. Ahí se me ocurrieron un montón de ideas. Toda esa cosa sistemática era lo que se me generaba en la cabeza estando todo un fin de semana atendiendo a mil personas que decían lo mismo”.

Lo que desarraigó al músico y productor de la caja del Átomo fue la invitación de Usted Señálemelo para sumarse a la banda. “Fue uno de los últimos cambios de mi vida”, asegura Gastón, quien entendió sus chances en la música tras ser parte de la formación de Las Luces Primeras que le abrió a Unknown Mortal Orchestra en su único desembarco argentino, en 2016. “Cuando me llamaron, no tenía equipos que estuvieran a su nivel. Entonces me los prestaron. Tenía muchas inseguridades acerca de todo porque no debía ir más al supermercado. Siempre quise esto, pero al principio me costó decidir.”

De lo único que está seguro el artista es de que el mejor disco de su vida lo hará con Geraldine (ENDLRG es una forma de escribir Geraldine al revés): “Al principio hacíamos rock progresivo, aunque con el cambio de formación las canciones fueron más simples y grooveras. Le dimos un respiro, y lo que más nos gusta de eso es que no hay un día en el que no absorbamos data. Estoy guardando megabytes de data para hacer un disco impresionante”.

* ENDLRG tocará el jueves 30 en el Teatro Vorterix (Av. Federico Lacroze 3455), como acto soporte de Animal Collective.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ