La explicación de la gobernadora para la crisis
Para Vidal son "dolores del parto”

Mientras el mercado financiero sacude las reservas, cadenas de supermercados anuncian el cierre de sucursales y el Estado agranda las nóminas de despedidos, la gobernadora María Eugenia Vidal evaluó que “empiezan a verse algunas señales de que va a haber trabajo”. Durante una entrevista televisiva, la mandataria citó a “mi amiga” Elisa Carrió y afirmó que la crisis actual es un capítulo más de “los dolores del parto” de una nueva Argentina.

A pesar de los vaticinios optimistas, Vidal se sumó al coro de advertencias de los funcionarios de Cambiemos y admitió que la situación actual “es angustiante” y que “se vienen tiempos difíciles". ·”Los cambios en el dólar van a tener impacto en la inflación y actividad económica”.

“¿Estamos en un momento complejo? Sin duda ¿Genera angustia? Sin duda. Pero estamos trabajando para resolverlo dejando lo mejor de nosotros", insistió durante una entrevista por A24, en la que cuestionó que se diga que el gobierno de Mauricio Macri "gobierna para los ricos y que iba a terminar con los planes sociales en Argentina".

“Siento que, como diría mi amiga Lilita (Carrió), estamos pariendo una nueva etapa. Si ella estuviera acá diría que ‘el parto es con dolor’”, figuró la gobernadora y añadió que la Argentina “está pasando una etapa muy difícil” a la que, “si la enfrentamos con coraje, vamos a pasarla”.

En su defensa al jefe de Estado, Vidal enfatizó que "es la primera vez en 30 años que veo empresarios presos, empezando por el primo del Presidente”. Su alusión fue al titular de Iecsa, Ángelo Calcaterra, quien está en libertad a pesar de estar involucrado en la investigación por el Lava Jato y de haber admitido que entregó dinero para favorecerse en la concesión de obras públicas, tal como lo relatarían las fotocopias de los mentados “cuadernos de Centeno”.

“Las decisiones, con aciertos y errores, las toma siempre el Presidente”, dijo y aseguró que Macri “es una persona que escucha y que es abierta a hacer los cambios que sean necesarios“. Además, negó que el mandatario tuviera un “entorno” de influencia y prefirió hablar de “equipos”. “Si hay algo de lo que él habló, desde Boca para acá, es el armado de equipos”, comparó.

Rechazó también la posibilidad de candidatearse para la primera magistratura en los comicios del próximo años y destacó que “Cambiemos es la única fuerza política que, más allá de la candidatura de Mauricio el año que viene, tiene líderes con peso político propio. ¿Qué otros espacios han generado líderes en sí mismos? Por lo general son espacios personalistas”, comparó.

La gobernadora también se refirió a la crisis educativa desatada por la falta de acuerdo en las paritarias. Sostuvo que la oferta de la Provincia es "20,7 por ciento” y señaló que eso "tiene en cuenta el último índice del inflación del Indec". "No sería responsable si me junto con un líder sindical de los docentes. Porque yo no sé cuál va a ser la recaudación de diciembre. No quiero mentir. Soy obsesiva del valor de la palabra. Los gremios no pueden decir que no cumplimos con nuestra palabra. No pueden decir que les mentí", agregó.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ