En remera y en patas

Mayra Mendoza, diputada del Frente para la Victoria

“Este modelo no cierra sin represión”

“Este modelo de país, en el gobierno de (Mauricio) Macri, no cierra sin represión”. Mientras espera su turno para tomarse vacaciones con su familia, la diputada del Frente para la Victoria Mayra Mendoza apuntó –en diálogo con PáginaI12– a la “cultura represiva” de Cambiemos. La dirigente kirchnerista destacó que “en ningún lugar del mundo agarran a una diputada nacional del cuello y después no pasa nada”, en alusión a la represión frente al juzgado federal de Jujuy, donde fue agredida por apoyar a la dirigente social Milagro Sala. “Nosotros planteamos una unidad que sea para defender los intereses del pueblo, no estamos para aportar a la gobernabilidad perjudicando a la gente. Eso no lo vamos a hacer”, definió  sobre la construcción de un frente común de oposición al gobierno de Mauricio Macri.

–¿Cree que el gobierno atenderá los reclamos internacionales para que se libere a Milagro Sala?

–Lo único que tienen como respuesta es impunidad. El estado nacional tiene que responder ante organismos internacionales por lo que está sucediendo en esa provincia, donde hay una clara violación de las garantías constitucionales. Cualquier otro país estaría con esa provincia intervenida, porque esto que sucede en Jujuy con Gerardo Morales como responsable, como gobernador de la provincia, también es responsabilidad del gobierno nacional. La Jujuy de Morales es posible en la Argentina de Macri nada más. En ningún lugar del mundo agarran a una diputada nacional del cuello y después no pasa nada. Quisieron embarrar lo que un grupo de diputados nacionales fuimos a hacer, que era apoyar a una dirigente presa por hacer política. Fuimos a acompañar a Milagro porque sabemos que está injusta e ilegalmente privada de su libertad.

–¿La represión se perfila como un respuesta rápida del gobierno nacional? Estos días reprimieron a vendedores ambulantes en Once…

-Este modelo de país, en el gobierno de Macri, no cierra sin represión. Lo de Jujuy es claro, porque Morales sabe que ella es una amenaza política para él. En la represión contra los manteros, en la televisión parecía que les echaban la culpa porque no pagaban algún impuesto, y la discusión es más de fondo. Hoy no hay consumo de ningún tipo, entonces necesitan levantarlos por la fuerza y con los medios cómplices echarles la culpa porque evaden impuestos.

–Usted es dirigente territorial en Quillmes. ¿Cómo se encuentran los quilmeños bajo el gobierno municipal de Cambiemos?

–En Quilmes no hay gestión local. Hay algunas obras de bacheo, pero hay una subejecución presupuestaria muy grande. Lo que hicieron fue invertir, al igual que los gobiernos nacional y provincial, en comunicación. Arreglan un poco y hacen un circo mediante propaganda. Han votado un presupuesto en el municipio con una baja de casi el cuarenta por ciento en el área de desarrollo social y con una suba de 3840 por ciento en la secretaría de gobierno. Es decir, le quitan casi la mitad del presupuesto a áreas sensibles y al manejo político y discrecional se lo aumentan exponencialmente.

–¿Esto puede cambiar con el refuerzo presupuestario enviado por la coparticipación a la provincia ante el año electoral?

–Primero, es un beneficio a la provincia de Buenos Aires en perjuicio del resto de las provincias. Entiendo y espero que se vea reflejado en la obra publica, en la infraestructura que necesitan las escuelas, en los jardines de infantes.

–¿Y cómo es la recepción del kirchnerismo en los barrios?

–Hay un antes y un después de los que conocían a La Cámpora después de las jornadas solidarias que hicimos, por ejemplo, en el barrio Kolynos. En ese lugar, los vecinos, a pesar de a veces no acordar con algunas de nuestras ideas, defienden a la agrupación porque nos vieron trabajando, dando una mano cuando la necesitaron y después también.

–Hubo un fuerte enfrentamiento con el ex titular de la ANSES Diego Bossio, hoy diputado. ¿Se pueden acercar posiciones para ir hacia un frente electoral común?

–No se trata de algo que es irreconciliable. Se trata de que somos parte de un proyecto político, fuimos elegidos, nuestros electores optaron por un proyecto con ideas y propuestas claras. Y cuando uno llega a la cámara de diputados no puede hacer todo lo contrario. Hay que tener conciencia y dignidad. Si eras el titular del organismo rector de las políticas inclusivas como la ANSES y que administraba el fondo de garantía de sustentabilidad, no podes estar en una banca votando una ley-estafa que incluía la venta de acciones de ese fondo. No es una postura loca de La Cámpora. Es una forma de hacer política: decir claramente las cosas, quién es quién y qué representa. Con Diego hablamos y podemos tener discusiones sanas y podemos tener diferencias, pero lo que no se puede hacer es traicionar a las ideas que lo llevaron a estar en esa banca. El año que viene nosotros planteamos la necesidad de una unidad que sea para defender los intereses del pueblo, no estamos para aportar a la gobernabilidad perjudicando a la gente. Eso no lo vamos a hacer.

–¿Hay que pisar el acelerador por las elecciones?

–Todavía falta. Lo único que está claro es que hay una sola dirigente que defiende los intereses de la gente y abre los ojos frente a las estafas del gobierno de Macri y es Cristina. El pueblo la reconoce como única opositora a este gobierno. El resto un día dice una cosa, otro día dice otra cosa, si le dan tres metros de asfalto dice que (María Eugenia) Vidal es una buena gobernadora, la verdad es que no resiste mucho análisis.


 

Test del veraneante

–¿Twitter, Facebook o Instagram?

–Un poco de todo. Twitter me encanta, me divierte, Facebook lo uso más para leer y para la militancia, para ver lo que hacen los compañeros en otros distritos. Instagram lo uso para la familia, ahí muestro más a Catalina.

–¿Lectura en papel o e-book?

–Nooo, en papel. Si necesito leer algo voy derecho a un libro de papel. Sí leer los diarios en la tablet o el teléfono, pero nada más.

–¿Está leyendo algo actualmente?

–Estoy leyendo Economía Feminista, de Mercedes D’Alessandro.

–¿Hay algo que no pueda faltar en el bolso de viaje?

–El cepillo de dientes. No sé si tengo algo que no pueda faltar. Los elementos de higiene, seguro.

–Un aperitivo... ¿Campari, Fernet, vermouth?

–Fernet. Me gusta mucho el Fernet o la cerveza bien fría. Aunque últimamente me da un poco de dolor de cabeza, a menos que sea la artesanal que hacen mis amigos.


Picado

El ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad, aseguró que “hay que defender el Gobierno de la embestida populista” y dijo estar “convencido” de que la población percibe que en la Argentina “se acabó el realismo mágico”. También consideró que “los que quieran poner piedras en el camino se enfrentarán con la sociedad” y que no alcanza a entender porqué Emilio Monzó dice que Cambiemos está vacío y que debe sumar peronistas.


Dudoso

Ayer, en rutas y balnearios de la Costa Atlántica aparecieron afiches promocionando al intendente de Bolívar, Eduardo “Bali” Bucca, alineado en la interna del PJ Bonaerense en el grupo Esmeralda. Sin embargo, otros referentes del grupo avisaron que si bien Bucca es uno de los intendentes que buscan promocionar junto al del Partido de la Costa, Juan Pablo de Jesús, no está consensuado que sea su representante en la lista de diputados.


Calmo

El intendente de Escobar, Ariel Sujarchuk, tendió un puente desde el peronismo al jefe del Frente Renovador, Sergio Massa, al advertir que el “proceso de unión se va a dar con el tiempo” y que ambos espacios confluirán en una “política común”. Integrante del grupo Fénix, más afín al kirchnerismo, Sujarchuk aseguró que “todos los sectores” del PJ coinciden en la “voluntad de trabajar en conjunto”.