Los radiodifusores deben liberar la banda de 600 MHz
Las telcos van por más espectro

El Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) resolvió en mayo de 2016 a través de la resolución 2531 que las televisoras codificadas que habían sido desplazadas en 2014 de la banda de 700 MHz (698 a 806 MHz) y todavía no habían abandonado su posición en el espectro migraran a la banda de 12,2 a 12,7 GHz. También se les exigía hacer lo mismo a las televisoras que venían brindando servicio  en la banda de 512 a 698 MHz, pero en un plazo de dos años. En los considerandos de la norma se justificó la medida debido a la necesidad de contar con espectro suficiente para el despliegue de la Televisión Digital Terrestre (TDT) que se emite en abierto. Sin embargo, la sospecha era que el espectro se le iba a terminar asignando a las telefónicas. A raíz de las protestas de los radiodifusores, en julio de ese mismo año se terminó dando marcha atrás de manera parcial con la medida. Quienes ocupaban la banda 512 a 698 MHz podrían seguir ahí no dos años sino cuatro y además se les sumarían los operadores codificados que venían prestando servicio en la banda de 700 MHz. El plazo de cuatro años vence en 2020, pero los radiodifusores continúan exigiendo que la decisión se deje sin efecto pues si no hay cambios deberían ir planificando la migración a partir del año próximo. Es principal problema es que resulta prácticamente imposible prestar servicio en la porción del espectro a donde quieren mandarlos. 

La banda de 12,2 a 12,7 GHz es mucho más alta, el alcance se limita a 15 kilómetros y es afectado por lluvia (como sucede con la televisión satelital). Por lo tanto, para mantener la misma cobertura de radiodifusión que tienen ahora, los operadores codificados tendrían que instalar entre 12 y 16 repetidoras, con un costo estimado de 500 mil dólares cada una, más los costos que implica la renovación de antenas y receptores. La inversión estimada de esa migración, según las empresas, puede llegar a ser de 12 millones de dólares por operador. Una cifra imposible de afrontar para ese tipo de firmas. De hecho, en ningún lugar del mundo se brinda radiodifusión en esa banda. 

En la banda que va de 512 a 698 MHZ (canales 21 a 51) vienen operando hasta ahora canales de TDT en abierto y televisoras codificadas por aire a lo largo de todo el país como Carboteco de Lobos, Cuyo Servycom S.A. de Mendoza, Televisión Multicanal Codificada de Córdoba, Cablevisión de La Plata, Rauch y Azul, Telecentro, Canal del Viento de Chubut, Antina TV en el Gran Buenos Aires, Las Flores Color Visión de Las Flores, Fortín Rural de 25 de mayo, TV Tandil y Siglo XXI de Villaguay, entre otras. 

Los radiodifusores sospechan que son las telefónicas las que quieren correrlos. En 2014 se quedaron con la banda de 700 MHz, amparados en las recomendaciones de la Unión Internacional de Telecomunicaciones y desde entonces vienen presionando para conseguir más espectro, preferentemente frecuencias más bajas que les permitan asegurarse mayor cobertura con una inversión relativa menor. Uno de los más interesados en acceder a la banda de 600 es el magnate Carlos Slim.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ