El Congreso español aprobó la exhumación de los restos del dictador
Echaron a Franco del Valle de los Caídos
El decreto del socialista Pedro Sánchez fue respaldado por todos los partidos políticos; el Partido Popular y Ciudadanos se abstuvieron.
Colectivos de la Memoria Histórica piden el traslado de los restos de Franco.Colectivos de la Memoria Histórica piden el traslado de los restos de Franco.Colectivos de la Memoria Histórica piden el traslado de los restos de Franco.Colectivos de la Memoria Histórica piden el traslado de los restos de Franco.Colectivos de la Memoria Histórica piden el traslado de los restos de Franco.
Colectivos de la Memoria Histórica piden el traslado de los restos de Franco. 

El Congreso español aprobó ayer la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco (1936-1975), para sacarlos del Valle de los Caídos, el imponente mausoleo donde está enterrado desde su muerte. El decreto ley promulgado en agosto por el socialista Pedro Sánchez, presidente de España, fue respaldado en la Cámara con el apoyo de todos los grupos y la abstención del conservador Partido Popular (PP) y del liberal Ciudadanos. 

El proyecto, que esperan se ponga en curso antes de fin de año, modifica la ley de memoria histórica de 2007 a fines de facilitar la exhumación y blindarla ante posibles demandas de la familia del dictador, que ya anunció el inicio de acciones legales contra el gobierno.

El Valle de los Caídos es un monumento construido entre 1940 y 1958 por orden del dictador y dedicado a todos los caídos en la Guerra Civil española (1936-1939). El santuario alberga restos de unos 32.000 fallecidos. Desde el anuncio de Sánchez, miles de españoles y turistas visitan a diario el mausoleo de Franco. La propuesta del líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) fue una de sus primeras promesas a pocos días de asumir el poder tras la moción de censura al conservador y ex presidente Mariano Rajoy. Luego de varias rectificaciones, el ejecutivo logró aprobar el decreto el pasado 24 de agosto. “No podemos tener el agravio comparativo constante a unas víctimas que no han recibido el respeto que se merecen”, dijo ayer la vicejefa del Gobierno español, Carmen Calvo, en el Congreso. “No hay respeto mientras los restos de Franco estén en el mismo lugar que las víctimas”, consideró. Por su parte, Sánchez celebró la votación con un mensaje en su cuenta de Twitter: “Justicia. Memoria. Dignidad. Hoy España da un paso histórico para la reparación de los derechos de las víctimas del franquismo. Hoy nuestra democracia es mejor”.

Por el contrario, PP y Ciudadanos acusaron al Gobierno de intentar desviar la atención de la opinión pública, luego de conocerse ayer declaraciones de diario españoles que acusan a Sánchez de haber plagiado su tesis doctoral.  “La cortina de humo del cadáver de Franco no da para tapar su debilidad, incapacidad e incompetencia”, dijo el diputado de Ciudadanos José Manuel Villegas. En la tribuna se encontraba también el conocido hispanista irlandés Ian Gibson, que saludó la medida visiblemente emocionado. “Hoy es el día más feliz de mi vida, llevo 40 años esperando esto. España se libera, enfila el camino de la normalidad democrática”, celebró Gibson, según afirmó el diario El País.  

Además de abrir las puertas a la exhumación del dictador, la modificación de la ley supone que a partir de ahora sólo podrán estar enterrados en el Valle de los Caídos, las víctimas de la guerra civil.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ