Antes sus ministros, Macri destacó la elección de Rosenkrantz como titular del tribunal
El Gobierno festeja el cambio en la Corte Suprema

Distintas fuentes oficiales se ocuparon de señalar que el presidente Mauricio Macri habló del cambio de la presidencia de la Corte junto con sus ministros. Quienes estaban presentes en Olivos cuando esto ocurrió relataron a este diario que Macri destacó el trabajo que hizo Ricardo Lorenzetti durante este tiempo. Lo elogió por cómo atravesó todas las épocas, y quedó la sensación de que había cumplido una etapa. También hizo referencia al perfil de quien pasará a ser el nuevo presidente: Carlos Rosenkrantz, uno de los dos jueces que el Presidente nombró primero por decreto y luego con acuerdo del Senado. 

Los votos para convertir a Rosencrantz en presidente provinieron del otro juez nombrado por Macri, Horacio Rosatti, y de Elena Highton de Nolasco, que le debe al actual Gobierno su continuidad en la Corte después de los 75 años. “Highton de Nolasco va a ser recordada por haberle hecho un gran bien a la República y a la Patria. Que Dios la bendiga”, la respaldó la diputada Elisa Carrió. 

La líder de la Coalición Cívica no terminó aún su ofensiva contra Lorenzetti. Tras festejar su salida de la presidencia de la Corte Suprema, Carrió tiene pensado avanzar con el juicio político contra el juez  con la intención de sacarlo de la Corte.  En el Gobierno no hacen ya muchos esfuerzos por evitar que Carrió siga embistiendo (llegaron a la conclusión de que es contraproducente), pero sí toman la distancia conveniente. “Lilita va a redoblar su ofensiva y en ese tema perdimos la rienda”, indicó uno de los hombres de confianza del presidente que suele funcionar como intermediario con Carrió.  

 Un dirigente del entorno de la diputada confirmó a PáginaI12 que en los próximos días se viene una ampliación del juicio político que presentó para removerlo de la Corte. Allí incluirá una nueva denuncia –de la semana pasada– sobre presuntas irregularidades en la morgue judicial. Además, le dará nuevo impulso a las causas penales . 

Sobre la reunión del Presidente y sus ministros en Olivos, según cuentan quienes estaban presentes, Macri se rió de quienes creen que él podrá manejar a Rosenkrantz y dijo que no lo conocen. “Es inhablable”, sostuvo Macri, sobre el carácter del supremo y su relación con el Ejecutivo. Una de las espadas judiciales de Cambiemos en Tribunales amplió el concepto de Macri: “Rosenkrantz es re-inhablable”, dijo. “Su frase favorita es `De casos no hablo’. No obstante, hubo satisfacción con su ascenso a la presidencia de la Corte. A diferencia de Carrió, que hizo pùblico su jolgorio, muchos oficialistas festejaron en privado. 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ