EE.UU. desvía fondos de víctimas de huracanes
Desastre en la frontera

Un senador de Estados Unidos ha publicado documentos internos del gobierno que muestran que la administración Trump transfirió millones de dólares de su agencia de asistencia en casos de desastre para financiar una mayor aplicación de la ley de inmigración.

Los documentos, publicados por el senador Jeff Merkley de Oregon, muestran que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) se llevó aproximadamente  9.8 millones de dólares  de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (Fema) para financiar más transporte y remoción, así como más camas de detención para presuntos inmigrantes indocumentados.  La publicación de los documentos se produce después de la muy criticada decisión del gobierno de separar a los niños inmigrantes de sus familias cuando fueron encontrados cruzando la frontera entre los puestos de control. También se produce cuando varios estados de Estados Unidos se preparan para lo que podría ser uno de los peores huracanes en décadas, una crisis que le corresponderá lidiar a Fema. Merkley calificó la transferencia de fondos como un “escándalo” en un comunicado. “No fue suficiente para sacar a miles de niños de los brazos de sus padres: la administración optó por pagar parcialmente este horrible programa quitándole la capacidad de responder al daño de la próxima y potencialmente devastadora temporada de huracanes de este año”,  afirmó.

Los fondos para el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) provienen, según los documentos principalmente del presupuesto de entrenamiento, viajes y participación pública de Fema. El portavoz del DHS, Tyler Houlton, dijo que no se habían transferido fondos de asistencia por desastre de Fema a ICE, y que el dinero en cuestión no podría haber sido utilizado para resolver problemas provocados por el  huracán “debido a limitaciones de apropiación”. “Este es un intento lamentable de impulsar una agenda falsa en un momento en que la administración se centra en ayudar a millones de personas en la costa este que enfrentan un desastre catastrófico”, escribió en Twitter.

Los documentos, obtenidos por CNN, muestran que la transferencia representó menos del 1 por ciento del presupuesto total de  1.030 millones de dólares de Fema. Nueve otras agencias vieron como proporciones similares de su presupuesto fueron tomadas este año para financiar la necesidad de ICE de un mayor transporte y actividades de remoción y camas de detención.

“Sin las transferencias y la reprogramación identificadas en esta notificación, ICE no podrá cumplir con sus requisitos de detención de adultos en el año fiscal 2018”, dicen los documentos, y agregó que fondos insuficientes podrían requerir que la agencia libere a cualquier nuevo detenido.

“ICE no podrá deportar a quienes violaron las leyes de inmigración”, continúan los documentos. “ICE también se podría ver obligado a reducir sus actuales operaciones internas, reduciendo los arrestos de extranjeros y fugitivos, lo que representaría un riesgo significativo para la seguridad pública y la seguridad nacional al permitir que los delincuentes conocidos permanezcan en libertad”.

El número de detenciones de ICE aumentó más del 40 por ciento durante el primer año de Trump en el poder, de acuerdo con los registros de la agencia. El aumento fue impulsado principalmente por un aumento de casi 200 por ciento en el número de inmigrantes sin antecedentes penales arrestados por la agencia.

Al mismo tiempo, la Casa Blanca lanzó un presupuesto que propone un recorte del nueve por ciento para el financiamiento del programa de asistencia ante desastres. El Congreso rechazó un plan para cortar cientos de millones de dólares del presupuesto de Fema después de que un devastador huracán azotara a Texas el año pasado.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Escriben hoy:
Escriben hoy:
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ