Habló Nair Galarza desde la prisión de Paraná
“Fomentan odio hacia mí”
La joven, que acaba de cumplir 20 años, concedió una entrevista en la que asegura que Fernando Pastorizzo, a quien mató de dos disparos, no era su novio aunque admitió que se veían.
Imagen: NA

“Lo que me molesta es que se haya fomentado odio hacia mí”, dijo Nahir Galarza, quien con 19 años se convirtió en la mujer más joven en recibir una condena a prisión perpetua por el asesinato de Fernando Pastorizzo, con quien mantenía una relación pero, aclara, “no era mi novio”. En su primera entrevista periodística, la joven consideró que la resonancia pública de su caso “influyó muy negativamente” en la causa judicial y aseguró: “Lo que aparento no es lo que soy”.

En un proceso judicial que sorprendió por su celeridad, Galarza fue condenada en julio de este año por ese hecho que había cometido en la ciudad entrerriana de Gualeguaychú siete meses antes, en diciembre de 2017. Se la culpó de “homicidio agravado por el vínculo de pareja” y está alojada en la Unidad Penal 6 de Paraná, donde se pasa el tiempo pintando, escribiendo y leyendo para las dos carreras que estudia: abogacía y psicología social.

“Más allá de que hayan caratulado la causa como homicidio agravado por el vínculo, la verdad es que nunca tuve novio. Ni Fernando ni nadie”, aseguró durante una entrevista al diario ElOnce, de la ciudad de Paraná, provincia de Entre Ríos. “Yo era de salir todos los fines de semana para disfrutar de la edad que tengo –añadió-. Sí es cierto que me veía siempre con él. Pero, a ver, verte con alguien no es ser novios. Así como me veía con él, me veía con un montón de chicos más. Y no me da vergüenza decirlo porque es la verdad, todo el mundo lo hace. Nunca tuve novio, ni él ni nadie."

Galarza, quien el martes pasado cumplió 20 años, aclaró que no podía hablar de la causa. Por ello apenas dio algunas definiciones que, dijo, le molestan porque se prestaron a la confusión en la opinión pública. Lamentó también que su imagen pública “sería un milagro que se me acercara alguien”, y lo explicó: “Tenía algunas relaciones, pero con todo lo que se dijo no creo que tengan ganas de seguir viéndome".

Negó también que intentó suicidarse, tal como algunos medios lo aseguraron. "Soy la última persona en el mundo que se querría suicidar”, dijo y opinó que esa versión pudo haber sido parte de “una estrategia” de los abogados “que me querían hundir”. Además, dijo haberse enterado de esa información por las cartas que le envían desde distintos países. “Me ponen `tenés que ser fuerte, no te suicides´ (…) Eso es mentira", aclaró.

“Me he sorprendido porque me ha hablado hasta gente de Israel, de Checoslovaquia (SIC), de Inglaterra, de Colombia. Me mandan fuerzas, que no creen lo que dice la prensa de Argentina, que están conmigo, que esté bien”.

En la entrevista, la joven no negó ser responsable del hecho por el que se la condenó. “No voy a minimizar lo que pasó”, aseveró y puso una salvedad: Nadie conoce la verdad de la historia ni lo que pasó en estos años anteriores. Pero no voy a hablar de la causa, no puedo".

Amén de ello, lo que le molesta, según agregó, es que hable de ella y que en rigor “nadie sepa nada sobre mí”. No obstante, evitó responsabilidad de ello a terceros: “No le echo la culpa a los medios, porque en realidad ellos no sabían mi lado, mi parte. Lo que sí me molesta es que se haya fomentado odio hacia mí. Si no me conocían, si yo nunca hablé”, añadió.

“Todos me describían. Todo el día ‘Nahir es esto, Nahir es lo otro’. Describían mi personalidad, cómo era. ¿Y qué saben, si yo nunca hablé? Eso me molesta, la fomentación del odio hacia mí", insistió y explicó el motivo de su enojo: “Lo que se diga no me afecta porque yo sé lo que soy. Pero me influyó muy negativamente en la causa. Yo pensaba que lo social no iba a influir pero bueno, se ve que sí”.

Negó también que fuera “fría”, tal como se la describió. “Es cierto que aparento ser fría, como si no me importa nada, no lo voy a negar”, pero “lo primero que me dice la gente cuando me conoce es: ‘No sos como decían en la tele´. Me lo dice todo el mundo: `No estabas loca como decían´”. Por eso, insistió, “estoy segura de que soy todo lo contrario a lo que se dijo de mí”.

Escriben hoy:
Escriben hoy:
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ