A siete meses de la muerte de Facundo Ferreira
Un policía tras las rejas

A punto de cumplirse siete meses del asesinato de Facundo Ferreira, el Poder Judicial de Tucumán aceptó el pedido de detención de Nicolás Montes de Oca, uno de los dos policías provinciales imputados por el crimen. El juez Facundo Maggio hizo lugar a un nuevo pedido de la fiscal Adriana Giannoni, tras haberlo rechazado en varias oportunidades, al igual que las solicitudes hechas por la familia del niño de 12 años, luego de que Montes de Oca quedará detenido por el robo de una cartera y de que la víctima denunciara amenazas por parte del entorno del policía. Mauro Díaz Cáceres, por su parte, el agente acusado de realizar el disparo que mató a Facundo, continuará en libertad y en funciones. 

Montes de Oca y Díaz Cáceres están acusados de "homicidio agravado" por lo ocurrido en la noche del 8 de marzo pasado, cuando los agentes de la Motorizada 911 persiguieron la moto que la que viajaban su amigo Juan y Facundo, como acompañante, quienes según la versión oficial circulaban "de forma sospechosa". En la investigación en curso hay suficientes pruebas para acreditar que los agentes realizaron repetidos disparos hasta impactar en la nuca de Facundo, y que Montes de Oca había consumido cocaína y marihuana la noche en la murió Facundo. 

La familia de Facundo y la fiscal habían solicitado en cinco oportunidades la prisión preventiva de ambos policías por amenazas, entorpecimiento de la causa y por recolectar prueba en la escena del crimen. Sin embargo, el juez Maggio recién esta mañana hizo lugar a un nuevo pedido de la fiscal. La resolución del juez entiende que a partir de la detención de Montes de Oca por el robo de una cartera en la localidad de Lastenia y la denuncia posterior de la víctima acerca de las amenazas recibidas de parte de la supuesta madre del policía, quien le reclamó que desistiera de la acusación, existen suficientes elementos para considerar el eventual entorpecimiento de la causa del crimen de Facundo. 

"Da la impresión de que no importa si matan a un pibe de 12 años y que se entorpezca esa investigación, pero sí importa que robe una cartera, porque eso sí molesta mucho a parte de la sociedad", lamentó Emilio Guagnini, de Abogados del Noroeste por los Derechos Humanos (Andhes), que representa a la familia Ferreira. 

La detención de Montes de Oca ocurrió el viernes 21 de septiembre, cuando vestido de civil y junto con un grupo de personas, que se movilizaban en motocicleta, le robó la cartera a una vecina de la localidad de Lastenia. Quedó detenido por “robo en banda agravado” a pedido de la fiscal Adriana Reinoso Cuello, algo que no se había conseguido en más de seis meses de investigación por el crimen de Facundo. "La causa lleva más de 6 meses con una enorme cantidad de prueba producida que acredita que Facundo no disparó y que ambos policías hicieron gran cantidad de disparos hasta impactar en Facundo", resaltó Guagnini. 

El otro policía, Mauro Díaz Cáceres, acusado de realizar el disparo que impactó en la nuca de Facundo en la noche del 8 de marzo, sin embargo, "sigue en funciones como policía" e "insólitamente en libertad", subrayó el abogado de la familia Ferreira. Tras la orden de detención de Montes de Oca su situación procesal será resuelta en los próximos diez días hábiles y se sabrá si llega con prisión preventiva al juicio oral, cuya elevación ya está siendo preparada por los abogados de Andhes. 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ