No hubo acuerdo en la paritaria docente bonaerense
"Estamos esperando la respuesta de la gobernadora"

Los representantes del Frente de Unidad Docente bonaerense esperan una respuesta de la gobernadora María Eugenia Vidal al pedido de pasar a un cuarto intermedio para reanudar la negociación salarial, en la que aún no llegan a un acuerdo. La nueva propuesta del gobierno bonaerense es un aumento del 30 por ciento, a cobrar el mes próximo, con una reunión de revisión en diciembre, pero los gremios docentes exigen que el aumento se haga efectivo este mes y se establezca una cláusula gatillo a partir de noviembre.  

"No puede ser que nos impongan una pauta salarial a la baja y recién nos convoquen en diciembre", señaló el titular del Suteba, Roberto Baradel, durante una intervalo de la negociación en el que le solicitaron al ministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza; el ministro de Trabajo, Marcelo Villegas; y el director general de Cultura y Educación, Gabriel Sánchez Zinny, que se comuniquen directamente con la gobernadora para comunicar la contrapropuesta docente. "Estamos esperando la respuesta de la Gobernadora", indicó Baradel.  

"Queremos encontrar una solución a esta conflicto, pero no queremos que pierdan poder adquisitivo nuestros compañeros y los docentes jubilados", insistió Baradel acompañado por la titular de la FEB, Marta Petrocini.

La oferta del gobierno bonaerense es la misma que le realizaron ayer a los gremios estatales y fue aceptada esta tarde por ese sector. En el caso de los docentes el 30 por ciento de aumento llegaría al 31,7 por ciento si se tomar en cuenta una suma de material didáctico.

Los gremios docentes al ingresar esta tarde a la reunión —después de cumplir un paro de 48 horas por el intento de la gobernadora Vidal de cerrar la paritaria por decreto la semana pasada— indicaron que aceptarían un aumento del 31 por ciento, ya que iguala la inflación acumulada estimada para septiembre, pero que no confiaban en la cláusula de revisión y exigían una actualización automática del salario, atada al índice de inflación del Indec.

Desde la gestión de Vidal defendieron la oferta al indicar que el salario inicial de un docente ingresante pasará de 12.500 pesos a 16.460 pesos (por un turno de 4 horas), y el salario promedio pasará de 24.659 pesos a 32.372 pesos. Sin embargo, los docentes apuntaron que la inflación estimada por el Gobierno para fines de año ronda el 42 por ciento y se negaron a ser perjudicados “por la crisis y los errores cometidos por el Gobierno”.

 Al comienzo de la reunión en el Ministerio de Economía, los representantes del Frente de Unidad mostraron un cartel en el que detallaban la caída del salario docente en dólares. Según detallaron, en 2015, un docente percibía un salario equivalente a 740 dólares, mientras que en la actualidad cayó a 320 dólares.  “El Estado debe recompensar a los trabajadores, no a las empresas”, repudiaron.

"¿Por qué no dan la cláusula gatillo si resuelve el conflicto?", "¿Por qué los trabajadores tenemos que estar pagando las crisis y los errores que comente el Gobierno?", había insistido Baradel en una breve conferencia de prensa previa a la reunión. 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ