Femicidio en un hotel

Un hombre fue detenido ayer por uniformados de la Bonaerense, sospechado de haber asesinado a una mujer embarazada en un albergue transitorio de Florencio Varela. El hombre, de 31 años, fue encontrado por los uniformados gracias a que la patente de su vehículo quedó registrada en las cámaras de seguridad del hotel alojamiento “Susurros”, donde se cometió el crimen. En las filmaciones se puede ver cómo el auto, un Ford Focus, huía a gran velocidad del establecimiento, derribando la barrera ubicada en la salida. Horas antes, el mismo rodado había ingresado al albergue, ubicado en calle Humaitá al 2100 entre Storni y Remedios de Escalada, en Florencio Varela. En el vehículo viajaban la víctima, una mujer de aproximadamente 35 años que estaba embarazada, y el principal sospechoso del asesinato. Luego de que el hombre se escapó del lugar sin pagar, el encargado decidió llamar a la policía, que minutos más tarde llegó al lugar. Fue entonces cuando los efectivos entraron en la habitación que había alquilado el sospechoso y encontraron a la mujer muerta y tirada boca abajo sobre la cama, con gran cantidad de sangre a la altura de su cintura y sus genitales. Según trascendió, en el cuarto se habría encontrado también algunas drogas, aunque esta información no fue confirmada por las fuentes del Ministerio. Tras revisar las cámaras de seguridad, los agentes comenzaron a buscar al presunto homicida, que este lunes fue detenido.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ