Hay bronca con Lifschitz

La demora de Miguel Lifschitz de ponerle fecha a una audiencia que el presidente del Partido Justicialista Ricardo Olivera le pidió hace más de 20 días al ministro de Gobierno Pablo Farías molestó en el plenario del viernes. La petición es por el impacto de la crisis económica en los municipios. Olivera convocó a los intendentes y presidentes de comunas del PJ a una reunión con los legisladores, con la idea de anunciarles la fecha en que los recibirían el gobernador, pero no les pudo decir nada porque Farías no le dio ninguna respuesta. “Lamentablemente, no pudimos conseguir la audiencia con el gobernador porque está muy ocupado”, dijo. “Parece que la agenda (de Lifschitz) está muy completa con sus reuniones con los gobernadores (Juan Manuel) Urtubey, (Gustavo) Bordet y  (Juan) Schiaretti.  Pero son los intendentes y presidentes comunales del justicialismo y los legisladores los que solicitan la audiencia y no tenemos ninguna respuesta. Entonces, la idea es ir a la Casa de Gobierno con un petitorio y dejarlo en la mesa de entrada”.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ