¿QUÉ HAY DE QUEER EN EL FESTIVAL DE CINE DE MAR DEL PLATA?
LA OLA QUEER
Del 10 al 17 de noviembre desembarca la 33° edición del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata. Soy echó su ojo de loca sobre las películas más desviadas de la grilla.

BIXA TRAVESTY

Linn da Quebrada, compositora, artista y militante travesti paulina se refleja sin pausa en el brillo de las cámaras intimistas del poderoso documental de Kiko Goifman y Claudia Priscilla. Junto a su inseparable compañera trans Jup do Bairro, el film retrata sus ensayos, cotidianidades, situaciones familiares y los increíbles shows en los que conjugan cabaret, sensualidad, hip-hop y la participación colectiva del público frente a las permanentes interpelaciones que Linn lleva a cabo sobre las sexualidades, la identidad trans y la deconstrucción del ser gay, travesti o trans para reinventarse indefinidamente. Con agudeza y humor, Linn utiliza a la perfección la riqueza que su condición de travesti de la periferia urbana le otorga para la producción de saberes y experiencias contra toda violencia homofóbica, de  particular urgencia en este trágico Brasil tras la reciente victoria de Bolsonaro en las urnas.

Lunes 12, a las 10.20 y 21.40, y martes 13, a las 16.20, en Los Gallegos Shopping, Rivadavia 3050.


BELMONTE

 

Tres años después de presentar en El apóstata a un personaje que atravesaba un engorroso trámite para borrar su nombre de la Iglesia, Federico Veiroj relata con sutileza los conflictos silenciosos de un artista plástico que pinta hombres sin ropa a la vista. “¿Por qué siempre pintás hombres desnudos?”, le pregunta la hija a su padre Javier. “Porque soy hombre”, le responde rápido para no interrogarse a sí mismo.  Javier vive pendiente de su ex mujer, y de satisfacer los deseos de las esposas de los coleccionistas que pagan por su obra. Sin embargo, el respetado artista convive con decenas de machos en pito, quienes lo observan con mirada inquietante desde el texturado lienzo. El cuarto largometraje del director uruguayo construye por debajo del argumento un erotismo fálico en dos dimensiones. El protagonista traslada su deseo de aquí para allá, cargando los bastidores rellenos de piernas musculosas mientras vigila los encuentros secretos que mantiene su padre con un chongo entre los intervalos de la Ópera.

Lunes 12, a las 9 y 19.40, en Teatro Auditorium, Av. Patricio Peralta Ramos 2280, y martes 13, a las 12, en Ambassador, Córdoba 1673.


FUNERAL PARADE OF ROSES

Tokio a fines de los 60. Eddie y otras travestis deambulan por la capital japonesa bajo la cámara de Toshio Matsumoto en una muy libre adaptación nipona de Edipo Rey, que combina experimentos visuales, partes documentales y de ficción, pero situada en la contracultura local de la década más revoltosa que conoció el imperio del sol naciente. La lente destaca la lucha del colectivo lgbt en esa sociedad tradicional en la que vive y sobrevive, mientras el drama subversivo y desviado de Matsumoto se torna también paisaje onírico en confrontación con la realidad, cuerpo libre frente a la ilegalidad que condena a las personas no heterosexuales que no tienen ninguna intención de esconderse. Un clásico imperdible de la cinematografía queer que se adelanta en muchos y desviados aspectos a las producciones más conocidas de occidente.

Miércoles 14, a las 22, en Del Paseo y viernes 17, a las 18.30, en Los Gallegos Shopping.


UNA BANDA DE CHICAS

Marilina Giménez dirige este documental-collage para reconstruir el camino que transitó con su banda electro-pop Yilet e investigar la presencia femenina y su sello indeleble en el ámbito del under musical local. Por la pantalla se registran recitales, opiniones, ensayos y bambalinas de She Devils, Sasha Sathya, Miss Bolivia, Kumbia Queers, Chocolate Remix, Paula Maffía y muchas otras músicas que transforman a diario la escena local en un espacio libertario y cooperativo hacia la deconstrucción de todos los géneros. Autogestión, festivales por el aborto libre y acciones políticas contra la violencia patriarcal reflejan la riqueza de una movida que avanza como un tren en movimiento o,  como se escucha entre distorsiones y pogos que muy bien definen el espíritu del documental y de sus protagonistas: “En la profundidad del océano hay peces de colores que generan sus propias luces, porque no  había luz”.

Martes 13, a las 22.15, y miércoles 14, a las 12.30, en Del Paseo.


Invitada especial 

Julia Katharine es actriz y directora porno trans con ascendencia japonesa, que transita el insomnio en su hogar de San Pablo a través de su pasión por el cine de divas y las telenovelas, lenguajes de los que se nutre para su propio bautismo, cuyo nombre está inspirado en la actriz estadounidense Katharine Hepburn, de quien toma sus estéticas y formas para dar rienda suelta a sus relatos más íntimos y personales con los que exorciza su pasado ligado a un padrastro abusador, el desamor y la violencia de los prejuicios, tal como deja entrever en Lembro mais dos corvos, el último film de Gustavo Vinagre que ahora llega a las pantallas de Mar del Plata. “El cine era lo que me motivaba para vivir”, afirma la actriz que debió abandonar la escuela por la transfobia que padecía en Brasil, aprendiendo cómo relacionarse con las personas a través de las películas. Hoy, desde su rol de actriz, hace escuchar su voz exigiendo una mayor representación trans en el cine, la TV y el teatro brasileño.

 

 

 

 

 

 

 

 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ