Aysa quiere aumentar la tarifa casi un 50 por ciento
Vienen por el agua
La empresa llevará esa propuesta de aumento a la audiencia pública que se realizará el próximo jueves para definir el nuevo cuadro tarifario. En enero habría una suba de 17 por ciento y en mayo otra de 27 por ciento, lo que da un acumulado de 48,6 por ciento.

Vienen por el agua

Aysa, la empresa que brinda el servicio de agua potable y cloacas en el área metropolitana, tiene previsto aumentar su tarifa casi un 50 por ciento el año que viene. Así lo planteará en la audiencia pública que se realizará el próximo jueves para definir el cuadro tarifario para el 2019.

La intención de Aysa de aumentar sus tarifas un 48,6 por ciento está plasmada en un documento que la empresa publicó en su página web. De prosperar lo que Aysa pretende la suba se dará en dos veces a lo largo de 2019.

El primer aumento está pautado para el 1º enero y será de 17 por ciento. La empresa asegura que la recomposición tarifaria del año en curso quedó rezagada con respecto a lo que finalmente será la inflación. El incremento aplicado en mayo fue del 26 por ciento y desde Aysa recuerda que entonces la inflación esperada era del 15 por ciento. “Este primer aumento es para compensar esa diferencia”, explican sobre el ajuste de enero.

La segunda suba está prevista para mayo y será del 27 por ciento. En ese caso la empresa también tiene una justificación. Dice que ese aumento “tiene que ver con las expectativas del Banco Central en materia de precios”.

Los servicios de Aysa llegan en la actualidad a 3,5 millones de usuarios. De ellos, 375.000 son beneficiarios de la tarifa social. La empresa asegura que el beneficio se mantendrá a pesar de la suba.

La audiencia pública  para la discusión de la nueva tarifa de agua y cloacas será el jueves que viene en Tecnópolis. Fue convocada a partir de las 10 de la mañana. Tras escuchar las posiciones que allí se expresen, el Ente Regulador de Aguas y Saneamiento definirá cuánto deberán pagar los usuarios en el 2019.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ