Un policía ejecutó a un hombre porque pensó que había robado una moto
La doctrina Chocobar reina en Tucumán

Un efectivo de la policía federal mató de un tiro en el cuello a un joven de 28 años que caminaba junto a su moto con la alarma encendida y confundió con un ladrón. El episodio ocurrió en Tucumán, el pasado martes 6 por la noche. Las primeras versiones de la policía intentaron disfrazar el caso: dijeron se trataba de un motochorro, que estaba armado y que se había resistido a la voz de alto. La familia consiguió el video de una cámara de seguridad que desmiente la versión policial y confirma el gatillo fácil.

“En el video pudimos ver claramente que mi marido se detiene porque le salta la alarma de la moto y se baja para buscar el control y apagarla. Viene este tipo de civil y directamente lo ejecuta porque mi marido no se negó a nada. El policía viene con el arma en la mano corriendo y lo lleva detrás de dos columnas y le pega el tiro”, sostuvo Dalila Cisneros, esposa de la víctima.

Claudio Adrián Sánchez murió ayer, luego de agonizar nueve días en la terapia intensiva del hospital Padilla. Las imágenes respaldan el relato de la familia, que sostuvo desde un primer momento que la moto era de él. En el video se puede ver como el joven camina con su Honda Twister mientras las luces parpadean, por la alarma.  

A los minutos llega otro hombre, quien sería el efectivo Víctor Hugo Cuezzo (27), discuten y el cuerpo de Adrián cae al piso. Había recibido un disparo en el cuello.

“Dijeron que era motochorro, que tenía un arma y que no se quiso detener pero se ve claramente que el policía lo ejecuta. Además del dolor por su muerte, el dolor más grande es saber que este tipo está en libertad. Necesitamos que el caso se haga público porque mi marido no se merecía esto como ningún ciudadano”, pidió Dalila, en declaraciones al canal TN.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ