Andes Líneas Aéreas pagó sólo el 15 por ciento de los salarios de este mes
La revolución de los aviones no despega
La aerolínea, que supo ser un ejemplo del modelo aerocomercial low cost que impulsa el Gobierno, argumenta problemas derivados del impacto de la crisis cambiaria y económica. La firma ya había anunciado en octubre un plan de ajuste del 40 por ciento de su operatoria.
El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, fue uno de los promotores de la aerolínea Andes.El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, fue uno de los promotores de la aerolínea Andes.El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, fue uno de los promotores de la aerolínea Andes.El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, fue uno de los promotores de la aerolínea Andes.El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, fue uno de los promotores de la aerolínea Andes.
El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, fue uno de los promotores de la aerolínea Andes. 
Imagen: Télam

Los pilotos de Andes Líneas Aéreas realizaron ayer una retención de tareas, con paralización de vuelos durante la mañana, en reclamo por salarios adeudados. La aerolínea de cabotaje, que supo ser un ejemplo del modelo aerocomercial low cost que impulsa el Gobierno, solo pagó el 15 por ciento de los sueldos de este mes. La firma argumenta problemas derivados del impacto de la crisis cambiaria y económica. “Teníamos una flota y una estructura pensada para nueve aviones y pasamos a una para cinco aviones”, señaló el gerente comercial de Andes, Bernardo Racedo Aragón. La firma ya había anunciado en octubre un plan de ajuste del 40 por ciento de su operatoria. Los trabajadores reconocen la frágil situación de la empresa pero piden que se cumpla con el pago de salarios. “Seguiremos llevando adelante nuestros reclamos y nuestro plan de lucha con las medidas que sean necesarias para que la empresa cumpla con sus obligaciones laborales básicas”, comunicaron desde la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA). 

Al momento de que se lanzará el plan “Revolución de los Aviones”, tal como nombró a la política de cielos abiertos el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, Andes contaba con un puñado de rutas de cabotaje. Pero en la primera audiencia pública que organizó Dietrich para repartir rutas y frecuencias entre empresas low cost, Andes solicitó nuevas rutas. En marzo del año pasado Transporte oficializó la concesión de 135 rutas aéreas a American Jet, Andes y Alas del Sur. El plazo en que esas compañías operarán esas rutas, en su mayoría que coinciden con las que opera la línea de bandera, es de 15 años. A principio del mes pasado Andes pidió otras 199 rutas, aunque días después confirmara una reducción de sus operaciones por menor rentabilidad.

El aumento de los costos derivado de la devaluación y el desplome de las ventas de pasajes producto de la fuerte pérdida de poder adquisitivo de los salarios comprometió la salud de empresa. Según el último informe del Departamento de Estadística de Navegación Aérea Argentina (EANA), ente dependiente de Transporte, Andes redujo sus vuelos de 720 en octubre a 440 el mes pasado, lo que representa el 40 por ciento de ajuste previsto por la compañía. El número de pasajeros cayó un 15 por ciento respecto de noviembre del año pasado y la ocupación -pese a la menor cantidad de vuelos- se redujo 3 puntos al 77 por ciento de la capacidad de las unidades. La cuota de mercado bajó un punto a 5 por ciento, de acuerdo con las estadísticas oficiales de Transporte. 

El gerente de Andes detalló que el plan de reestructuración responde a los cambios que acontecieron en el mercado aerocomercial argentino en los últimos meses y a la crisis económica. “Tenemos 40 por ciento menos de gente, 40 por ciento menos de estructura, 40 por ciento de achique de empresa”, simplificó Racedo Aragón. La empresa devolvió cuatro aviones para reducir unos 200.000 dólares mensuales por unidad en concepto de alquiler y se quedó con los cinco aviones propios con los cuales opera cabotaje y vuelos charters. También ofreció a sus empleados planes de retiro voluntario. La plantilla de empleados de Andes, según explicaron desde la asociación de pilotos, se redujo de 82 a 72 trabajadores entre mecánicos y personal de a bordo.

Los trabajadores son los que sintieron el efecto del ajuste, quienes recibieron este mes solo 15 por ciento de los sueldos. Los pilotos realizaron desde las 6 hasta las 9.30 una retención de tareas que, en la práctica, representó la cancelación de siete vuelos de la compañía con destino a las ciudades de Mendoza, Córdoba y Bariloche. “La Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas informa que a las 9.30 horas los pilotos de Andes Líneas Aéreas levantan la retención de tareas iniciada en el día de hoy por el pago incompleto de los haberes”, comunicó al cierre de la medida APLA y adelantó que llevará a cabo otras para continuar con el reclamo de los salarios adeudados.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ