Con la ilusión de que se haga justicia

“La verdad es que tengo una ilusión de que se haga justicia con nosotros. Los soldados fuimos torturados en Malvinas y tuvimos que soportar abusos por parte de nuestros superiores, que nos trataban peor que el enemigo”, aseguró Daniel Martínez González, veterano de guerra y denunciante en la causa por las torturas que sufrieron los conscriptos durante la guerra de 1982. La unidad militar donde Martínez estaba se ubicó en la isla Gran Malvina donde sufrió maltratos físicos y psíquicos por parte de los suboficiales y oficiales que le daban órdenes. “Siempre supe que lo que me hicieron a mí y a mis compañeros se tenía que saber y denunciar. Tenía esa idea cuando me trajeron como prisionero de guerra en el barco Camberra y me bajaron en Puerto Madryn. Ahí les decía a mis superiores que iba a contar la verdad, y uno de ellos me pateaba en los tobillos y me decía que no tenía que contar nada”, dijo. Martínez González recordó que “me hicieron arrastrar por el hielo y el agua mientras me tiraban tiros en las piernas. A otros compañeros míos los estaquearon y este castigo lo sufrieron incluso los cabos que estaban a cargo de los soldados”, apuntó. Por otra parte, indicó que “a veces, por hambre, debíamos carnear alguna oveja y cuando nos descubrían nos castigaban. Parecía que a nuestros superiores le importaban más esos animales que lo que nos pasara a nosotros”.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ