Murió una niña de 11 años
Incendio y muerte en un taller clandestino

Una niña de 11 falleció este domingo producto de un incendio en el taller clandestino donde vivía junto a su familia en el barrio de Mataderos. El fuego, que se inició pasadas las 9 de la mañana en uno de los cuartos que la familia usaba para trabajar y dormir, se extendió rápidamente al resto de la casa y la madre sólo logró sacar con vida al hijo menor de la familia. Desde la CTEP denunciaron que de las últimas nueve víctimas en talleres clandestinos, ocho corresponden a menores de edad y apuntaron contra el Estado.

Mariana tenía 11 años y era alumna de la escuela Nº7, del distrito 13, en Mataderos. El incendió ocurrió en Cañada de Gómez al 2700, en la vivienda que funcionaba a la vez como taller textil. Según contó la madre de la menor, el fuego se habría iniciado por la sobrecarga de un enchufe o un espiral encendido, algo que deberán determinar las pericias.

Según los vecinos que se acercaron a asistir a la familia, la madre de la niña logró salir de la casa con un hijo pequeño pero cuando quiso volver a entrar para buscar a la niña las llamas se habían extendido a toda la vivienda. Dicen que la mujer gritó desde afuera “¡Saltá!”, pero en ningún momento se escuchó la respuesta de la niña.

“El Estado es responsable”, denunció Juan Vázquez, integrante de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y delegado del área textil. “Si se pusieran a controlar toda la producción de las fábricas y las condiciones en las que se trabaja sería fácil que se termine con este tipo de incendios. De las últimas nueve muertes, ocho fueron de menores de edad”, recordó en declaraciones a la Agencia Ansol.

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ