Tecnología para los derechos

Además de Socorro! Quiero abortar, la Asociación contra la Violencia Institucional (ACVI) trabaja con otras organizaciones para poner las nuevas tecnologías al servicio de los Derechos Humanos. “Hicimos una aplicación que se llama ACVI permite denunciar situaciones de violencia institucional en la vía pública”, contó Pablo Ferreyra, vicepresidente de la asociación civil. La aplicación permite que los usuarios denuncien y aporten datos sobre la detención como el lugar donde sucedió o el nombre de los detenidos. 

También tienen otras aplicaciones que se encuentran en etapa de desarrollo. Para el próximo 24 de marzo, Ferreyra afirmó que esperan lanzar una app junto con la agrupación HIJOS que se llama Mapa de los represores para ver dónde cumplen prisión domiciliaria los genocidas. “A veces no se cumple la domiciliaria y los chicos de HIJOS nos dicen que tiene que volver a la estrategia del escrache y de merodear la casa de genocidio porque vulneran la condena”, lamentó.

Asimismo, ACVI y la ONG Proyecto de Atención en Fiestas (PAF!) trabajan en una aplicación para “crear conciencia de los efectos que tienen las drogas legales e ilegales”. Ferreyra aseguró que la prohibición genera efectos “más nocivos que se si hablara libremente sobre el tema y hubiera políticas de Estado de autocuidado y reducción de daño”. “Cuando hay una falencia del Estado y faltan políticas públicas, nos parece valioso que la sociedad civil pueda acercar información”, afirmó el vicepresidente de ACVI. 

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ