La denuncia penal que presentó el reportero detenido en Vaca Muerta
Torturas, robo y apremios ilegales
Stefen Borghardt, arrestado e intimidado por la Policía neuquina mientras documentaba lo que ocurre en el basurero petrolero de la empresa Treater Neuquén SA, denunció el caso ante la Justicia y dio cuenta del hecho. La Asociación de Reporteros Gráficos y el Sindicato de Prensa de Neuquén convocaron a un "camarazo" de repudio frente a la gobernación.
Imagen: Twitter Argra

El periodista alemán Stefan Borghardt, detenido mientras realizaba un trabajo documental sobre la actividad de un basurero a cielo abierto en Vaca Muerta, presentó hoy la denuncia penal por ese hecho. En su presentación ante la Justicia el reportero gráfico relató que en la comisaría de Añelo a la que fue trasladado fue sometido a torturas, robo y apremios ilegales. La Asociación de Reporteros Gráficos y el Sindicato de Prensa de Neuquén convocaron hoy a las 18 a un “camarazo” frente a la gobernación neuquina.

Borghardt fue detenido el lunes mientras tomaba imágenes del basurero que la empresa Treater Neuquén SA montó a cinco kilómetros de Añelo, la localidad insignia de la explotación petrolera de Vaca Muerta. El reportero, de 28 años, relató que fue interceptado por personal de seguridad de la empresa, que lo llevó hasta el ingreso del predio y llamó a la Policía de Neuquén. Los efectivos policiales, que le secuestraron los equipos con los que documentó la actividad en el basurero, lo trasladaron luego a la comisaría.

"Llegamos al calabozo y yo me encontré rodeado por unos cinco a siete oficiales, no me acuerdo bien, fue todo muy turbio y atemorizante para mí", contó Borghardt y dio detalles de que una vez en la comisaría le ordenaron firmar un acta manuscrita y que ante su negativa a firmar el texto sin leer, comenzó a recibir amenazas, golpes y torturas de parte de varios de los policías, y fue llevado a un calabozo. "En el pasillo estaba parado otro oficial que me pateó al pasar. Llegamos al calabozo y yo me encontré rodeado por unos cinco a siete oficiales, no me acuerdo bien, fue todo muy turbio y atemorizante para mí. Varios (al menos tres) me pegaron, me patearon y me insultaron. Un policía que me maltrataba con una escoba desde lejos, me dijo que él odiaba a los alemanes, a todos los alemanes", precisó.

La Mesa Nacional de Trabajadorxs de Prensa y ARGRA se solidarizaron con el fotógrafo y condenaron el “accionar represivo” de la policía neuquina. Además reclamaron la inmediata reposición de las herramientas laborales y del material periodístico confiscado. Además de acompañar a Borghardt en la conferencia de prensa en la que dio cuenta de los hechos y de su denuncia penal, ARGRA junto al Sindicato de Prensa de Neuquén realizarán esta tarde un “camarazo” frente a la sede del gobierno de Neuquén.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ