Los antiderechos de Jujuy contra la realización del aborto a una nena violada
Un intento contra la ley
En el hospital Paterson, de San Pedro, Jujuy, los médicos y el director obstaculizaron la ILE a una niña de 12 violada y con 23 semanas de gestación. La niña fue trasladada a la capital para garantizar la ILE.

El sistema de salud jujeño obstaculiza la interrupción del embarazo de una niña de 12 años víctima de violación, que ingresó el viernes pasado al Hospital Guillermo Paterson, en la ciudad de San Pedro de Jujuy, a 60 kilómetros de la capital provincial, donde luego fue trasladada para realizar la ILE. La dilatación del procedimiento, que denunciaron la abogada de la familia y la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito, se produce a pesar de ser un caso previsto en las causales de aborto no punible que establece el Código Penal, y de que la provincia está adherida al protocolo de Interrupción Legal del Embarazo (ILE). En medio, una operación mediática de los movimientos antiderechos intenta que no se aplique el protocolo. "Seguir dilatando la interrupción es cometer una tortura contra una niña. Es ir contra su derecho, y revictimizarla", dijo a este diario Marta Paniagua, la letrada que representa a la nena. Tras conocerse la denuncia, una funcionaria de Salud afirmó que se está cumpliendo con la evaluación de la niña "para proceder a la interrupción legal del embarazo". 

Según contó la abogada, integrante de Católicas por el Derecho a Decidir, 

la preadolescente llegó el viernes 11 al hospital Paterson. Allí, los médicos que la asistieron constataron el embarazo producto de una violación que la familia denunció en la justicia.

El sospechoso es un hombre de 58 años, vecino de la familia, que está detenido imputado por "abuso sexual con acceso carnal", de acuerdo a la información que dio el fiscal José Alfredo Blanco, a cargo de la causa.

"Ese mismo día, la madre y la niña hicieron el pedido y dieron su consentimiento para la interrupción del embarazo, que es de 23 semanas y cinco días, según nos informó el director del hospital (el doctor Marcelo Villa)", explicó Paniagua. 

"En el momento que hacen el pedido no les dan ninguna respuesta certera. Le dicen 'ya se va a ver, mamá', y comenzó un proceso que sumó angustia y desesperación a la familia. Fue un fin de semana terrible, la mamá está desesperada, y la nena, que es muy chiquita y sufrió un hecho aberrante como la violación, está siendo vulnerada en sus derechos con la postergación", remarcó la letrada.

"La interrupción es algo que incumbe a la familia y a la nena. Desde 2012

con el fallo FAL de la Corte Suprema, que precisó los alcances del aborto no punible en los casos violación, se aclaró que no hace falta denuncia ni autorización de un tribunal. Con una declaración y el consentimiento informado debe llevarse adelante la práctica médica", agregó.

Al mediodía y cinco días después de que la niña y la familia manifestaran querer llevar adelante la ILE, la niña fue trasladada al Hospital Materno Infantil, en la capital provincial, porque de acuerdo al protocolo los embarazos en menores de 15 años deben recibir atención en dicho hospital. 

"El traslado se hizo, pero debió ser derivada la semana pasada, el mismo viernes, sin cuestionamientos", afirmó la abogada. "Cuando mantuvimos una reunión con el director del hospital y la ginecóloga les dijimos que no llevar adelante la interrupción es cometer una tortura a una niña e ir contra el deseo de la nena y de los padres". La situación se tornó tan tensa que, ante la obstaculización de los médicos, la madre se descompensó y debió ser atendida en el mismo centro de salud.

La Campaña por el Derecho al Aborto, a través de un comunicado, repudió al director del hospital, Marcelo Villa, por contar con los recursos humanos y demorar la interrupción legal del embarazo de la niña que, "lejos de ser asistida y acompañada se encuentra siendo revictimizada y evaluada por la moral del equipo médico que debiera estar a su servicio".

Entretanto, mientras Abogados Provida, de la provincia, y algunos medios locales buscan instalar una discusión sobre la etapa gestacional para el aborto, plazo que en caso de violación el Código Penal no establece, el fiscal Blanco sostuvo que "es legal que los médicos lo hagan, es decisión de ellos y de la familia de la víctima. No tengo nada que autorizar".

También habló la subsecretaria de Promoción y Prevención de la Salud de Jujuy, Verónica Serra, quien tras afirmar que "no hay inconvenientes técnicos" para practicar el aborto, aseguró que "se está terminando con la evaluación clínica" de la niña para realizar el procedimiento. 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ