El crimen del trapero Kevin Fret
“Por más que me quieran odiar, yo soy así”
Kevin Fret supo apropiarse de los códigos del trap, género musical altamente misógino, en el que apenas había comenzado una exitosa carrera. Conocido como el primer trapero abiertamente gay de Puerto Rico, con 24 años, fue asesinado a plena luz del día en las calles de San Juan.

En el video de “Diferente”, invitado por su colega Mike Duran, vemos a la Kevin Fret, primer artista trapero boricua abiertamente gay, atacar con un: “Ah, soy diferente (siempre), no vivo con la gente, llego y la presión se siente, no es ser puto, es hacerse”, y luego agrega: “Mi carrera ha sido un disparo, el primer pato que tuvo el descaro”, mientras muestra la cola y saca la lengua debajo de un vestido multicolor que parece tejido al crochet. Dos palabras fatales y premonitorias en esta última línea: “pato”, forma coloquial de “homosexual” en Puerto Rico, y “disparo”. Lamentablemente Kevin fue asesinado hace unos diez días, con sólo 24 años de edad y una valiente carrera en ascenso. Manejaba su moto por Villa Palmeras, Cancún, cuando varios disparos en su cabeza y en su cadera terminaron con su vida. El crimen está en plena investigación pero hay una alta sospecha de que se trata de un crimen de odio. 

Volviendo al video de “Diferente”, es muy fuerte ver cómo en el tramo final del mismo, mientras que la Kevin no para de tirar besitos a cámara, por su lado Mike Duran hace mímica de pistola con las dos manos y nos apunta. 

En la que se promociona como la única entrevista radial de Fret, a cargo del influyente periodista cubano residiendo en Miami: Enrique Santos, cuando éste le pregunta cómo está, no contesta ni bien ni mal si no: “Exótico.” Antes muerta que sencilla, literal. En un video compartido hace unos tres meses en su cuenta de Facebook, luego de una corta desaparición en las redes, Kevin se explicaba: “Estoy trabajando en silencio para que el ruido sea el que hable, viene mucha música controversial porque Kevin Fret es original, Kevin Fret es real, Kevin Fret habla la que e(s).” Esa manera de referirse a sí mismo en tercera persona es moneda corriente en el mundo del trap. 

Lo interesante de Fret fue, justamente, defender su causa apropiándose de códigos propios del mundo asfixiantemente heteronormativo del género musical en el que (apenas) había comenzado una exitosa carrera. Ya en junio pasado había tenido un problema en su edificio porque un vecino le había pedido que se subiera los pantalones y dejara de tomar sol en nalgas, a lo que la Kevin respondió rompiéndole la nariz, luego de recibir una trompada en la cara, y denunciando en un video en el que gritaba: “La discriminación se acaba hoy, maldita sea la madre.” Mientras que la reciente muerte de este rapero y activista sigue navegando en un mar de dudas: Antrax, productor de su potencial futuro trabajo discográfico, compartió en su cuenta de Instagram un video en que se lo ve a Fret muy entusiasmado cantando sobre un demo de una futura canción, dice algo como: “Y nadie ha sido como tú pero nadie es como yo, a usted yo le fui fiel, tú fuiste quién me traicionó.”, entendemos que estaba componiendo en una tónica de conflicto pero más sentimental días antes de su muerte. 

Un poco más en paz que cuando rapeaba en el videoclip de “Soy así” sentado en un trono, con una ametralladora en alto y rodeado de mujeres en colaless que lo tocaban: “Por más que me quieran odiar, yo soy así (...) me visto me maquillo y lo confundí.” Que sea justicia.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ