La carrera electoral va tomando temperatura
Pelean alrededor del Monumento
La refacción del Monumento a la Bandera, tan hamacada como tardía, se instala en la agenda del precandidato frentista a la Intendencia Pablo Javkin. Tanto para pegarle a Cambiemos como a la competencia interna, el socialismo.
Javkin busca profundizar sus diferencias internas dentro del Frente Progresista, de cara a las PASO.Javkin busca profundizar sus diferencias internas dentro del Frente Progresista, de cara a las PASO.Javkin busca profundizar sus diferencias internas dentro del Frente Progresista, de cara a las PASO.Javkin busca profundizar sus diferencias internas dentro del Frente Progresista, de cara a las PASO.Javkin busca profundizar sus diferencias internas dentro del Frente Progresista, de cara a las PASO.
Javkin busca profundizar sus diferencias internas dentro del Frente Progresista, de cara a las PASO. 
Imagen: Sebastián Granata

El concejal frentista Pablo Javkin cuestionó duramente el acuerdo que entablaron los gobiernos municipal y nacional para culminar las demoradísimas obras de recuperación del Monumento a la Bandera. En una previa electoral, que asoma caliente para el Frente Progresista, el líder de la fuerza Creo adelantó a Rosario/12 que le planteará "formalmente" a la intendenta Mónica Fein que "no ratifique ese acuerdo". "Si el gobierno nacional no está en condiciones de terminar una obra como la del Monumento a la Bandera de Rosario, que quede claro que no la puede terminar y la terminaremos nosotros", reclamó el competidor de la socialista Verónica Irízar en la PASO del progresismo local.

La obra de recuperación del espacio insignia de la ciudad comenzó en febrero de 2017 y se prometió que tendría una duración de 18 meses. La licitación fue adjudicada a la constructora Creaurban S.A, que pertenecía al empresario y primo del presidente Mauricio Macri, Ángelo Calcaterra, y que luego se vendió a Pampa Energía. El monto de la cotización de esos trabajos de restauración ascendía a 147 millones de pesos. A mediados de junio del año pasado -ya con las demoras en evidencia- Javkin presentó un pedido de informes al Ejecutivo, reclamó explicaciones de porqué ni siquiera se había completado ni una tercera parte de los trabajos cuya financiación corresponde en un 70 por ciento al Estado Nacional y en un 30 por ciento al Municipio.

Pasó el tiempo, la obra no aceleró el ritmo y los rosarinos se acostumbraron a la postal del Monumento vallado y sin movimiento de trabajadores de la construcción. Sin embargo, y solo unos pocos días atrás, amanecieron novedades. "Ambos gobiernos se comprometieron a darles carácter prioritario a las refacciones en el ícono más importante dedicado a la bandera", explicó la concejala de Cambiemos Renata Ghilotti al diario La Capital, que informó además que se "terminó de cerrar" el acuerdo en una reunión de la que participaron funcionarios de ambos Estados. El compromiso es terminar la obra el 31 de mayo, se dijo también. Pero no hubo mayores precisiones ni testimonios de secretarios locales.

"No se conoce lo que se firmó, es una barbaridad porque es la confirmación de que la obra no se va a hacer", bramó Javkin, quien dio cuenta de varios cuestionamientos al desarrollo de la obra. "Todo lo que se va a hacer era lo nuevo, eso es lo que no se va a hacer. Hay cosas que están mal hechas y las van a hacer peor, están hidrolavando sin controlar las filtraciones cuando la obra es por las filtraciones y, además, va a seguir la misma empresa que incumplió", enumeró el concejal, quien le pidió expresamente a Fein que no rubrique la suerte de convenio esbozado con la Casa Rosada.

Pese a que Miguel Cappiello repitió en los últimos días que el gobernador Miguel Lifschitz le pidió que no se baje de la carrera a la Intendencia, está todo dado para que la interna del Frente Progresista tenga una competencia entre Javkin e Irízar. La concejala tendrá todo el apoyo de su partido y sus principales figuras, como los propios Fein y Lifschitz y el único candidato a gobernador Antonio Bonfatti. Javkin pugnará por derrotar a la candidata oficialista e instalar en la campaña temas como, en este caso, la refacción del Monumento, en el cual "no quedan claro los alcances del acuerdo". Su primera candidata a concejal será la radical María Eugenia Schmuck, quien ya lo acompañó en el año 2015.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ