Acuerdo de las dos CTA para ir hacia una reunificación
La unidad contra el ajuste
Las conducciones de la CTA de los Trabajadores y la CTA Autónoma se reunirán el 9 de febrero para acordar un programa común. En principio, se respetarán los mandatos de las autoridades electas y la fusión se concretará en 2018.
Hugo Yasky y Pablo Micheli encabezan los dos sectores de la CTA.Hugo Yasky y Pablo Micheli encabezan los dos sectores de la CTA.Hugo Yasky y Pablo Micheli encabezan los dos sectores de la CTA.Hugo Yasky y Pablo Micheli encabezan los dos sectores de la CTA.Hugo Yasky y Pablo Micheli encabezan los dos sectores de la CTA.
Hugo Yasky y Pablo Micheli encabezan los dos sectores de la CTA. 
Imagen: DyN

La dos CTA se acercan para enfrentar en conjunto las políticas de ajuste del gobierno nacional. “Vamos a profundizar la unidad de acción y esto va a terminar en la creación de espacios comunes”, explicó a PáginaI12 el secretario general de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky. Por su parte, el líder de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, anticipó que el 9 de febrero “nos vamos a reunir la conducción de las dos centrales” porque “la decisión política está tomada para accionar juntos”. La unificación de los dos espacios gremiales apunta a concretarse en 2018. 

“Con un gobierno como el de (Mauricio) Macri que tiene en la mira las conquistas de los trabajadores y propone ajuste, priorizamos las acciones comunes”, destacó Yasky poniendo sobre la mesa que la decisión de enfrentar las políticas de Cambiemos “es uno de los factores que nos lleva a fortalecer lo más que se pueda al movimiento obrero”. Junto a Micheli definieron hacer un encuentro de las cúpulas de ambas centrales y definir “un programa” para poner en movimiento el acuerdo. “Si hay condiciones el año que viene se podría avanzar” en la fusión para volver a conformar una sola CTA, agregó el dirigente estatal.

Creada a partir de una escisión de la CGT menemista y para enfrentar al modelo neoliberal, la CTA comenzó a fracturarse después de las elecciones del 2010, en las que Yasky y Micheli se enfrentaron en las urnas. Por primera vez no llegaron a un acuerdo los espacios políticos que conformaron el oficialismo de la CTA que solía presentarse en lista única. Fue a partir de las diferencias políticas en cuanto al proceso iniciado en el 2003 con la llegada del kirchnerismo a la Presidencia. En el 2014 se oficializaron las dos CTA, realizando cada una por su lado los comicios, pero el vuelco que dio el escenario político nacional con la victoria de Macri en las elecciones presidenciales comenzó a acercar a ambos espacios gremiales. Resta la definición del sector que encabeza el visitador médico Ricardo Peidró y que se presentó como una línea interna de la CTA de Micheli.

“El 8 de febrero nos vamos a reunir cada central por su lado para definir algunos puntos que al día siguiente vamos a tratar en un espacio común”, afirmó Yasky, confirmando la fecha de la primera instancia que terminará en la definición de accionar en conjunto. “El 9 nos juntamos las dos centrales para debatir y consensuar un programa político de acción de nueve puntos con lo discutido el día anterior”, dijo por su parte Micheli, también consultado por este diario.

“Vamos a respetar los mandatos”, explicó Yasky sobre la fusión de las CTA dejando el debate para el 2018, cuando finalizan las designaciones de las autoridades de ambas centrales. “En la medida de lo posible vamos a intentar ir acercando en el interior las conducciones e ir armando comisiones provisorias”, explicó el docente para allanar el camino de la unificación. Para Micheli “es un comienzo tener un programa de nueve puntos en común. Después de las reuniones de febrero estamos viendo de convocar a un plenario nacional conjunto para ratificar lo acordado”, aunque puso la unidad en manos de “cómo se vaya dando todo. Lo principal es la unidad de acción contra el ajuste que nos quiere imponer este gobierno”.

“Privilegiamos la acción común. Y si la CGT sigue alargando la luna de miel con el Gobierno, vamos a tomar medidas por nuestra cuenta”, destacó Yasky y agregó que también estaban “generando espacios comunes para todas las organizaciones que quieran participar. Hay varios compañeros de gremios de la CGT que quieren sentarse a discutir un plan de lucha”. Para el líder de la CTA de los Trabajadores, “va a haber un reagrupamiento del movimiento sindical con la mirada puesta en hacerle frente a la flexibilización laboral y el ajuste que quiere imponer Cambiemos”.

Micheli explicó que “en la unidad de acción está contemplada la CGT. Lo que pasa es que vienen demorados y esto ya no se sostiene por mucho tiempo más”. “La resistencia a este modelo está dispersa y queremos dar una señal también en ese sentido, porque hay que fortalecer la defensa de los trabajadores”, agregó el dirigente sindical.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ