El NO de la plataforma de streaming
Lanata contra Netflix

Luego de que Netflix desmintiera la inclusión en su grilla de la miniserie sobre “la ruta de dinero K” que prepara Jorge Lanata, el periodista cruzó a la plataforma de contenidos on demand por la aclaración y al público que en contra de la ficción se sumó a la campaña #ChauNetflix para darse de baja del abono. “Me llama la atención el miedo que tienen”, lanzó el periodista.

Ayer, desde Netflix Latinoamérica aclararon que no estuvieron ni están involucrados “de ninguna forma" en el proyecto denominado Codicia, una ficción sobre las acusaciones de corrupción contra la ex presidenta Cristina Kirchner. Para “evitar malos entendidos” propusieron cambiar el hashtag #ChauNetflix, con el que muchos compartieron su malestar, por el de #HolaFalsoRumor.

Anoche tras la aclaración, Netflix le respondió con GIFs a los usuarios que le insistieron para que confirme o no si piensa emitir la serie. 

 

La aclaración de la empresa que distribuye contenido molestó al periodista, quien calificó el comunicado como un error. “Me parece que se equivocó Netflix haciendo el comunicado. Hay distintos cursos de redes sociales, tomen alguno”, apuntó el periodista, que buscó minimizar el impacto de la campaña al decir que los miles de usuarios que twitearon en contra de la ficción sólo representan el “0,0045” de los abonados a la plataforma.

Lanata también criticó a los militantes kirchneristas. “Los K diciendo que era una complot imperialista contra las democracias latinoamericana y que había que borrase”, dijo y definió a la ficción como “algo que no pasó” aún, ya que todavía no se realizó ni siquiera el casting. “Me llama la atención el miedo que le tienen, nunca los vi tan cagados. Ni siquiera salió un bloque de algo, es un delirio, están todos enfermos”, soltó el periodista.

Por último, prometió que pese al boicot que pudieran hacerle va a sacar la serie de todas maneras. “Yo voy a sacar esto al aire, en cualquier canal, lo que nunca que va a pasar es que no salga”, cerró.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ