Detenidos por Policía Federal
El Chulo y la piba
Imagen: Andres Macera

La Policía Federal detuvo ayer a Leandro "Chulo" Olivera, quien fuera miembro de la banda Los Monos y unos de los responsables de los atentados a balazos contra inmuebles y miembros del Poder Judicial santafesino. La propia ministra de Seguridad Patricia Bullrich anunció su captura a través de su cuenta oficial de Twitter. "A fondo contra las mafias de narcotraficantes y la impunidad", sentenció Bullrich. Por otro lado, trascendió de fuentes seguras que la mujer detenida junto al Chulo es Julieta Soledad Correa, de 20 años, hermana del jugador de fúbtol Angelito Correa.

Olivera, de 29 años, fue detenido por agentes federales de la Delegación Rosario en la planta baja del hotel Howard Johnson, de Italia y Mendoza, mientras permanecía prófugo de la Justicia.

Chulo Olivera sería quien habría organizado las balaceras perpetradas tras conocerse la sentencia a la banda narcocriminal surgida en barrio La Granada. Las mismas fuentes judiciales precisaron que sería un hombre de extrema confianza de Guille Cantero, quien actualmente cursa una condena junto al resto de la banda.

Desde Fiscalía indicaron que la audiencia imputativa se realizará entre jueves y viernes, mientras que la imputación no será difundida por el momento.El detenido quedó a disposición de la Unidad Fiscal de Gravedad Institucional.

 

En la madrugada del 10 de diciembre  jóvenes en motos  balearon dos sedes judiciales dejando un cartel ""Con la mafia no se jode". El mismo cartel que se repite para un hecho que se repite y asusta:  diez impactos pegaron sobre el frente de los Tribunales provinciales por calle Balcarce. Otros cinco en el Centro de Justicia Penal, de Sarmiento y Virasoro, el mismo que se estrenó con el juicio a la banda de Los Monos.

Los ataques a balazos se produjeron durante la madrugada. Desconocidos en motos pasaron por ambos lugares y dispararon contra edificios  de la Justicia santafesina. El primero de los ataques fue en el edificio de Balcarce y Montevideo, cerca de las 2.30.

 

 

 

 

 

 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ