El equipo de Alfaro derrotó por 2-1 a Lanús en la Bombonera y sigue tercero
Boca no quiere aflojar en la lucha
Mas, de cabeza, en jugada de tiro de esquina, abrió la cuenta. Sin embargo, enseguida Sand fusiló a Andrada para ahogar la alegría de los xeneizes, que se recuperaron con un disparo de Zárate desde dentro del área. Andrada –la figura– salvó el empate en el final.
Mas festeja el primero de Boca, que llegó tras un gran cabezazo del lateral izquierdo.Mas festeja el primero de Boca, que llegó tras un gran cabezazo del lateral izquierdo.Mas festeja el primero de Boca, que llegó tras un gran cabezazo del lateral izquierdo.Mas festeja el primero de Boca, que llegó tras un gran cabezazo del lateral izquierdo.Mas festeja el primero de Boca, que llegó tras un gran cabezazo del lateral izquierdo.
Mas festeja el primero de Boca, que llegó tras un gran cabezazo del lateral izquierdo. 
Imagen: Fotobaires

Boca debía ganar ayer en la Bombonera para recomponer un poco la imagen ofrecida desde la reanudación de la Superliga y lo logró tras vencer a Lanús 2-1. Emmanuel Mas abrió la cuenta para el local, al minuto lo empató José Sand y en seguida Mauro Zárate selló el triunfo. Con este resultado, Boca quedó a diez unidades del hasta ahora único puntero del certamen, Defensa y Justicia. Por su parte, el visitante, que venía de una racha de tres victorias al hilo, no pudo continuar por esta senda.

De entrada, Lanús alistaba a tres defensores cuando atacaba y tenía la pelota, pero rápidamente se sumaban Di Plácido y Pasquini cuando el dueño de casa capturaba el balón. Así y todo, a Boca le llevó tiempo acomodarse a la presión y al toque y circulación que proponía su rival. Y con Zárate tratando de darle profundidad, recién tuvo sus primeras aproximaciones por un disparo de Almendra que salió desviado.

Julio Martín Mancini
Zárate, de correcta actuación, escapa a la marca de Quignón.

El equipo de Zubeldía no permitía que el ataque local prosperara. Entonces la última línea del conjunto de Alfaro se adelantó unos metros y pareció que con eso podía contrastar la presión de Lanús. Pero lo único que despertaba entusiasmo era Benedetto, quien metió un par de pases exquisitos con su sello, uno de los cuales lo dejó a Pavón frente al arco, pero el 7 definió muy mal. Al final lo tuvo Buffarini, pero su derechazo salió cerca del palo. En definitiva, pocas emociones en una primera etapa que fue para el bostezo.

En el complemento, las imprecisiones en el conjunto local recrudecieron. Con un descolorido Pavón, que tuvo un par de chances que desaprovechó y con Zárate ofreciendo grageas de fútbol. Precisamente tras un corner ejecutado por el ex Vélez, Mas –que hasta el momento destacaba como abanderado del mal pase– abrió la cuenta con un cabezazo. La alegría duró lo que un suspiro porque enseguida una media vuelta de Sand dejó pagano a Mas, venció a Andrada y enmudeció a La Boca. En la réplica, Pavón pateó un tiro de esquina que Zárate conectó a la carrera para poner a Boca otra vez arriba en el marcador. Con tres goles, el trámite mejoró y Alfaro mandó a la cancha al uruguayo Nández en su primer partido del año tras una lesión en el pie. Boca ganó confianza, un generoso Benedetto dejó solo a Zárate, quien cabeceó una masita para Ibáñez cuando Pavón se relamía a su lado. Lanús parecía ausente en el juego hasta que Acosta cedió para Sand y su remate pudo ser desviado magistralmente por Andrada.

Sobre el final, casi lo empata el ingresado Martínez pero al Granate se le acabó el tiempo para estirar su racha de victorias. Con el triunfo, Boca quedó tercero con 35 puntos y, por ahora, acalla los murmullos que en el entretiempo bajaron desde la platea hacia la figura de su entrenador Alfaro.

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ