Linfedema, es la enfermedad que la aqueja
El escrito que presentó Florencia Kirchner a la justicia
Los médicos cubanos plantearon posponer el regreso a la Argentina por su estado de salud. El escrito lo presentó el abogado Carlos Beraldi ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal 5.

El escrito presentado por el abogado de Florencia y Cristina Kirchner, Carlos Beraldi, ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal 5 (TOC 5) confirma que el problema de salud que padece la hija de la ex presidenta es un linfedema. Por ello, los médicos cubanos le recomendaron posponer su regreso a la Argentina. El TOC 5 extendió el viernes pasado el permiso de Florencia Kirchner para permanecer ocho días más en la isla, mientras que esta semana se le dio permiso a la ex mandataria para ausentarse por una semana del país para que pueda acompañar la evolución de su hija. 

El escrito, presentado a fines de la semana pasada por Beraldi, adjuntaba el certificado médico de los profesionales cubanos, que le indicaron a la hija de la ex presidenta permanecer en la isla hasta que mejore del problema linfático, que impide una correcta circulación en sus piernas. Florencia, cuyo procesamiento por la causa conocida como Los Sauces está elevado a juicio oral, obtuvo un permiso para viajar al país caribeño en febrero con fecha de regreso para el 10 de marzo. Como el regreso caía durante el fin de semana, Beraldi presentó el pedido para extender la estadía el viernes pasado. 

Esta semana siguieron las presentaciones para informar sobre el viaje de la ex mandataria ante los tribunales orales sorteados para realizar los juicios orales contra Cristina --el primero será el 21 de mayo por la adjudicación de obra pública en Santa Cruz a cargo del TOF 2-- y los juzgados federales que mantienen varias investigaciones abiertas contra la ex mandataria. La ex jefa de Estado dio aviso del viaje para acompañar a su hija Florencia, a pesar de que no contaban con prohibición para salir del país. 

El problema linfático que padece Florencia Kirchner había sido confirmado más temprano a PáginaI12 por fuentes cercanas a la familia, que también descartaron los rumores sobre un cuadro de anorexia. Según esas fuentes, los primeros síntomas fueron detectados a fin del año pasado en Cuba, donde le indicaron un tratamiento que comenzó a realizar posteriormente en Buenos Aires. En un segundo viaje a ese país, realizado a fines de febrero para hacer un curso intensivo de guión de cine, el estado de salud se deterioró, por lo que no pudo regresar a la Argentina. "Todo esto empeoró porque está somatizando un estrés formidable", insistieron cerca de la ex presidenta. Todavía no se sabe cuándo podrá Florencia regresar al país. 

"El estrés no es sólo por la causa penal sino por la persecución mediática. Ella tiene un perfil recontra bajo, lo último que le importa en su vida es la política... tiene guardias en la casa, la buscan para fotografiarla, es una vida imposible", relató a este diario un ex funcionario del gobierno de CFK que conoce el manejo de los medios de comunicación. Además, advirtió que a raíz del escándalo destapado por la causa judicial contra el falso abogado Marcelo D'Alessio la situación se agudizó: "hubo un tremendo operativo, donde estuvo América a la cabeza, vendiendo que en cualquier momento ordenaban la detención de Florencia. Esa situación la terminó de afectar".

La decisión de comunicar el viaje de la ex presidenta y revelar la situación de Florencia Kirchner se produjo debido a que fue uno de los jueces de Comodoro Py quien divulgó públicamente la información. CFK había solicitado autorización para salir del país a todos los tribunales orales que tienen causas en su contra. 

 

 

 

 

 

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ