Primeras tendencias electorales
Los números que se ven
Con los indecisos del caso, las encuestas empiezan a mostrar un escenario de dos en la provincia entre el PJ y el socialismo. Cambiemos enfrenta un duro panorama.
Bonfatti, Perotti y Corral. El peronista maneja sus propias mediciones en la compulsa con María Eugenia Bielsa.Bonfatti, Perotti y Corral. El peronista maneja sus propias mediciones en la compulsa con María Eugenia Bielsa.Bonfatti, Perotti y Corral. El peronista maneja sus propias mediciones en la compulsa con María Eugenia Bielsa.Bonfatti, Perotti y Corral. El peronista maneja sus propias mediciones en la compulsa con María Eugenia Bielsa.Bonfatti, Perotti y Corral. El peronista maneja sus propias mediciones en la compulsa con María Eugenia Bielsa.
Bonfatti, Perotti y Corral. El peronista maneja sus propias mediciones en la compulsa con María Eugenia Bielsa. 

A poco más de un mes de las PASO aparecen algunas tendencias que ayudan a perfilar el escenario para las elecciones provinciales. Todas las fuerzas políticas tienen su encuestadores, y punto más o punto menos, los resultados son coincicentes, aunque a tenor de experiencias del pasado y márgenes muy estrechos que separaron a vencedores y vencidos, obliga a un análisis cauto, pero no por eso desprovisto de algunas certezas. El mapeo de la provincia -y no sólo por volumen de electores- es mucho más complejo que el de la ciudad de Rosario, por citar al distrito electoral más importante de Santa Fe. No obstante esas limitaciones, no hay encuesta -ni siquiera la que exhibía Cambiemos antes del cierre de lista- que muestre un escenario donde el 1-2 no sea disputado por el Frente Progresista y el Partido Justicialista. Podría decirse que la primera conclusión en firme es que Cambiemos está tercero al menos para las primarias. De allí en más, según la encuesta la suma del PJ supera por algún punto a la úica fórmula del Fente Progresista, o sucede lo contrario, como en el sondeo del Frente Progresista en el que su fórmula supera a la suma del PJ. En la ciudad de Rosario, en tanto, salvo en la encuesta que distribuyó el candidato del PJ, en el resto la suma de los candidatos del Frente progresista toma la delantera, y detrás sí aparece el PJ, más lejos la suma de Cambiemos y en cuatro lugar Ciudad Futura. Si bien es muy pronto para sacar una colcusion definitva, tanto a nivel provincial como municipal no parece que el escenario de "tercios" que venía dándose en las elecciones para cargos ejecutivos, se reedite en ésta oportunidad. En todo caso habrá que esperar que se despejen las dudas acerca de quiénes serán finalmente los competidores para ratificar esta tendencia. Otro elemento que emerge de los sondeos es el fuerte condicionante que supone el contexto económico e institucional a la hora de definir las preferencias.

En Rosario (subititulo)

Roberto Sukerman -nombre por nombre- es el de mayor intencion de voto. Del mismo modo que eso lo reflejan todas la encuestas, no hay ninguna, a excecpción de la que el propio candidato ha dado a conocer, que ubique a ningún candidato por encima de los 30 puntos, ni siquera de los 25. En la medicion que ha hecho circular el PJ, el édil aparece con 32% -habiendo todavía un 8% de indecisos- y dá a Verónica irizar superando por un punto a Pablo Javkin, con lo que ambos están por encima de los 34 puntos.

Detrás de ellos, Roy Lopez Molina con 9% y Jorge Boasso con 4.6% y el candidato de Ciudad Futura, Juan Monteverde con el 6%. Estos números no se parecen a las otras encuestas, y muestran un panorama inédito desde la recuperacion de la democracia para un candidato del PJ. Aún perdiendo ante la suma de votos del Frente Progeresista, la faena de Sukerman sería histórica.

Los números del socialismo ratifican la preferencia individual del candidato del PJ, pero lo ubican entorno al 25%, número que alcanza la suma de Pablo Javkin que supera los 15% y Verónica Irizar que ha llegado al 11%. Entorno a ese porcentaje es la adhesión a Juan Monteverde de Ciudad Futura,  y un poco más abajo Roy Lopez Molina con 10,5 y Jorge Boasso con el 9%.

Estó último fue una sorpresa para los encuestadores del oficialismo ya que suponian que el edíl del PRO tendría una ventaja más amplia sobre el reaparecido Boasso. Sin dudas -sostienen- la irrupción del experimentado dirigente radical repercute no sólo en esa interna, sino propiamente en la del Frente Progresista; hay un voto radical que antes iba como por un tubo para Javkin que ahora tiene una ramificacion hacia Boasso. Bien puede pasar que esa situación termine favoreciendo de manera cruzada a sus respèctivos adversarios.

Cambiemos no ha dado a conocer encuestas -lo que no quiere decir que nos las tengan- pero la irrupción de Boasso, cuando se habia limado la disputa interna a nivel provincial, obligó a una modificacion de la estrategia del PRO. Sin ir más lejos, el viernes estuvo en Rosario el candidato a gobernador José Corral, que hizo prensa y desarrolló actividades junto a su compañera de fórmula Ana Martínez, y concurrió a la adelantada presentación de Roy Lopez Molina -prevista para esta semana- que apuró la puesta en escena por la repercusión de la presentacion de Boasso un par de dias antes.  La preocupación es este sector -que confia en imponerse al candidato radical- es el daño que puede originarle una campaña en la que el ex concejal por 20 años salga con todo, fiel a su estilo y sin nada que perder. Según la encuesta que se mire está poco más de 4 puntos o a menos de dos de RLM, y eso lo pone en carrera, sostiene el candidato.

En Rosario, casi todas las consultas ubican a la mayoría de los candidatos por debajo de los 25 o 30 puntos.

En Santa Fe(subtitulo)

Hablar de números en la provincia supone una mayor complejidad, no sólo por el tamaño de las muestras si no por el diferente comportamiento según regiones e idiosincrasia de sus pobladores. Sin embargo -como se dijo más arriba- hay un cambio de escenario respecto de la elección de tercios de 2015.

En las encuestas, con más de 10% de indecisos, la intención de voto del Frente Progresista y del PJ superan los 30 puntos, mientras que Cambiemos no llega al 20%.

Según el muestreo del Frente Progresista, su única fórmula encabezada por Antonio Bonfatti supera los 35% de intención de voto,  y en segundo lugar aparece el peronismo con 31% --de los cuales 20 puntos serían de Omar Perotti y 11% de Maria Eugenia Bielsa. El candidato único de Cambiemos, José Corral alcanza el 16%. De confirmarse estas tendencias apuntadas por los números del oficialismo -que no le caen tan mal al PJ , cuyos muestreos preliminares dan bastante parecidos, aunque diferentes según el sector en la suma interna- el escenario de "tercios" dejaría lugar a una disputa entre el Frente Progresista y el Peronismo,  Eso, en el caso del Frente Progresista, va acompañado de una notable adhesión a la candidatura de Miguel Lifschitz en su postulación para diputado nacional (por encima de los 40 puntos) y un dato relevante, no sólo desde el punto de vista electoral sino en el plano político ya que describe la incidencia del contexto y el clima que se percibe: En 65 pueblos de la provincia sólo se ha oficializado una sola lista. Es decir que ese candidato será el proximo jefe comunal. De ese total de 65 listas,  49 son del Frente Progresita, un dato sin precedentes e impesado hace apenas un par de años cuando la ola amarilla recorria la bota santafesina.

 

 

 

 

 

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ