Nena violada y asesinada en La Rioja
Femicidio infantil

Una niña de 11 años fue violada y asesinada en el barrio Virgen Desatanudos, en la zona del acceso sur de la capital de La Rioja. El cuerpo de la pequeña fue encontrado el domingo a la noche, pasadas las 23, en una zona oscura, con signos de haber sido golpeada y abusada sexualmente. Hasta el momento, hay dos detenidos por los hechos: un hombre de 28 años que se encuentra demorado desde la noche del domingo y otro de 24 que se entregó este lunes junto a su abogado.

Según publicó el medio local Nueva Rioja, una fuente del Ministerio de Gobierno confirmó que, de acuerdo a los resultados preliminares de la autopsia, la pequeña fue objeto de un abuso y murió por asfixia por comprensión de manos, con obstrucción de las vías respiratorias. 

Además del hombre de 28 años detenido el domingo, cuya responsabilidad aún se está investigando, hay otro joven de 24 que se presentó en la Dirección de Investigaciones la mañana del lunes, junto a su abogado, y también está siendo investigado por los hechos. 

La nena había salido de su casa el domingo, alrededor de las 19, para ir a comprar pan. Fueron los vecinos quienes, pasadas las 23, encontraron el cuerpo en un descampado, en el cruce de dos calles casi sin iluminación. “Hicimos el rastrillaje y la encontramos”, contaron los vecinos, que se iluminaron con las “luces de los celulares”.

Enojados por la inacción de la policía, los vecinos de la zona convocaron a una marcha ayer a la mañana.  “Queremos que todo el pueblo se sume por una causa que nos involucra a todos los ciudadanos. Que alguien haga algo, que los legisladores dejen de calentar bancas ya que no cumplen su trabajo. Y los jueces de igual manera, aquí es tierra de nadie”, dijo una de las vecinas que está participando de la marcha, según publicó Medios El Independiente. 

La titular del juzgado de violencia de género, doctora Gabriela Asís, a cargo del caso, determinó el secreto de sumario.

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ