Ramos Padilla tomó medidas para investigar la responsabilidad del organismo oficial en la red ilegal de espionaje

Tras los vínculos de la AFI y la banda de D'Alessio


El juez de Dolores Alejo Ramos Padilla busca determinar los vínculos de la AFI con el espionaje ilegal y le pide a esa agencia oficial que informe si mantuvo comunicaciones con el falso abogado Marcelo D'Alessio, con los expolicías Aníbal Degastaldi y Ricardo Bogoliuk y con el exespía Rolando Barreiro.

El juez de Dolores busca determinar si la banda de D'Alessio actuaba a espaldas de la ex Side o si hubo algún tipo de responsabilidad en las altas esferas del organismo para extorsionar, hostigar, perseguir e investigar a las víctimas y armar causas judiciales.

En una resolución de 78 páginas emitida esta mañana y a la que accedió Página/12, el juez que investiga la red ilegal de espionaje judicial hizo lugar a nuevas medidas de prueba pedidas por el fiscal. Entre ellas, la solicitud formal a las autoridades de Inteligencia para que digan si se contactaron con los hoy detenidos y procesados en el expediente a su cargo. Además, solicita "que se proporcione la mayor cantidad de datos posibles en relación al tenor de esas comunicaciones".

Respecto de los expolicías Bogoliuk y Degastaldi aclara que los datos requeridos no incluyen el período en el que se desempeñaron en el organismo. El magistrado busca esclarecer el vínculo de la organización ilegal con la AFI. Por eso, le pregunta directamente a las autoridades de la Agencia si se comunicaron telefónicamente con los integrantes de la asociación ilícita.

El fiscal de la causa, Juan Pablo Curi, había solicitado más de cuarenta medidas de prueba la semana pasada. Muchas de ellas fueron consideradas atinadas por el juez. La nueva actitud de Curi sorprendió en Dolores. El funcionario se mostró hasta el momento alineado con Comodoro Py y quiere que le saquen el expediente a Ramos Padilla. Además de haber planteado la incompetencia -resolución aún pendiente en la Cámara de Mar del Plata- puso trabas para que los imputados se conviertan en arrepentidos.

Respecto de Rolando Barreiro, nunca llegó a fijar una audiencia para tal fin; mientras que el fiscal suspendido e imputado en la causa Juan Ignacio Bidone se reunió en tres oportunidades y no logró que avance el trámite. Por ese motivo, su defensa lo recusó. Hoy habrá una audiencia en donde se tratará esa recusación contra Curi y otras dos que también están pendientes. Allegados al expediente se sorprendieron con el repentino intento del fiscal para que avance la investigación. Especulaban con que las medidas de prueba solicitadas por Curi podrían ser una herramienta para defenderse hoy y buscar evitar que avancen la recusaciones en su contra.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ