Acto del FIT por el Día del Trabajador
La izquierda reivindicó a la clase obrera
Los partidos del Frente de Izquierda adelantaron su actividad por el paro de transporte de hoy. Criticaron al gobierno de Mauricio Macri, al FMI y al kirchnerismo.
Foto: Enrique RojoFoto: Enrique RojoFoto: Enrique RojoFoto: Enrique RojoFoto: Enrique Rojo
Foto: Enrique Rojo 

“La clase obrera, es una y sin fronteras”, cantó la militancia y la dirigencia en el acto del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) por el día internacional de los trabajadores, anticipado ayer al anochecer en Plaza de Mayo por el paro de transporte de hoy. “Llegó el momento de dar vuelta la historia y sacarnos de encima al FMI”, dijo el precandidato a presidente Nicolás del Caño (PTS). Poco antes, su compañera de fórmula Romina del Plá (PO) reivindicó que el FIT es la única fuerza que tiene en su programa, desde su creación hace ocho años, el derecho al aborto legal, seguro y gratuito y la separación de la Iglesia del Estado, al tiempo que criticó el rol del kirchnerismo para evitar que se desarrolle nuevamente la “marea verde”. Y en casi todos los nueve discursos hubo posicionamiento respecto de la situación en Venezuela, con un matiz en las palabras de Juan Carlos Giordano, de Izquierda Socialista (IS), que condenó el intento de golpe pero enfatizó que “el pueblo de Venezuela tiene derecho a sacarse de encima a Maduro con la lucha independiente y con un gobierno de los trabajadores para que el petróleo sea cien por ciento estatal”,en una cita del pronunciamiento del “partido hermano” Socialismo y Libertad.

“Como dijo Néstor Pitrola al comienzo, el FIT rechaza el intento golpista auspiciado por el imperialismo yanqui, apoyado por Macri y por toda la derecha continental. Llamamos al pueblo venezolano, sin dar ningún apoyo político a Maduro, a no depositar confianza en las fuerzas armadas que negocian con los golpistas y a rechazar este golpe con los métodos de la clase trabajadora y el pueblo, como se hizo en el 2002 cuando derrotaron la intentona golpista”, resumió Del Caño en el cierre. Pasadas las 19 leyeron las consignas y en boca de varios oradores volvió la propuesta de “no esperar a octubre” sino resolver la crisis con una “asamblea constituyente y soberana”.

Juan Constrisciani, delegado del Astillero Río Santiago y dirigente del PTS. marcó la importancia del paro, “a pesar de la tregua de la CGT y a pesar también de las direcciones que movilizaron pero sin continuidad porque su objetivo es llevar esta bronca a un recambio electoral en octubre”. Poco antes Rubén “Pollo” Sobrero (Unión Ferroviaria Haedo-IS), criticó la “borrada” de la CGT y dijo que participaron de la movilización, “pero el movimiento obrero no tiene que esperar a las elecciones, la salida no es hacer un acto de vez en cuando sino un plan de lucha, y nosotros somos el único sector que dice que hay que romper con el Fondo”. Por su parte, Alejandro Crespo, del SUTNA (Neumático) y del PO, destacó que el sindicalismo combativo sigue reclamando un paro activo de 36 horas, con la movilización de trabajadores ocupados y desocupados. También habló Mónica Schlotthauer, trabajadora ferroviaria y diputada por IS, quien mencionó al movimiento de mujeres como “protagonistas de esta cuarta ola contra el capitalismo y el patriarcado”. Y en otra muestra de feminismo de clase, Lorena Gentile, de Kraft y del Movimiento de Agrupaciones clasistas del PTS reivindicó las luchas de sus compañeras de Kraft. “Hicimos historia en el 2009 cuando enfrentamos los despidos. En el 2012 paramos la fábrica cuando un líder acosó a una compañera. Y hace unas semanas cuando una compañera había sufrido violencia de género, no se dudó. Se pararon las líneas. ‘¡No estás sola!’ fue el grito”, recordó.

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ