Desde mañana, un nuevo número de la revista Fierro
Tributo del noveno arte a Haroldo Conti
En una edición plena de viñetas notables, la perlita es La otra gente, adaptación que Roberto von Sprecher y Nacha Vollenweider hicieron sobre el cuento homónimo de Conti.

Un nuevo número de la revista Fierro llega mañana a los kioscos junto a PáginaI12. Un número lleno de historietas, con viejos conocidos de los lectores fieles, como el Marinero Turco, El Tomi, Pedro Lipcovich, Salvador Sanz y Lucas Nine. Un número con una tapa intensa de Cartas al rey de Constantinopla, el relato de Fernando Calvi que llega a su fin. También está la continuación de La pandilla salvaje, de Rodrigo Luján y Santiago Sánchez Kutika. La perlita que corona el número es La otra gente, una adaptación notable que los cordobeses Roberto von Sprecher (guión) y Nacha Vollenweider (dibujo) hicieron sobre el cuento homónimo de Haroldo Conti. Originalmente expuesta entre las obras ganadoras del concurso que realizó hace dos años el Centro Cultural de la Memoria que homenajea al escritor, tenía pendiente su aparición en Fierro.

  No será la primera vez que los lectores argentinos vean un trabajo conjunto de Von Sprecher y Vollenweider. Ambos publicaron Ruta 22 en la extinta editorial independiente Llanto de Mudo. Fruto de la colaboración a distancia –Von Sprecher es docente en la Universidad Nacional de Córdoba, Vollenweider reside en Alemania–, La otra gente confirma su buena química como dupla creativa. “Trabajé bastante en reducir el cuento, me hubiera gustado hacer una historieta de cincuenta páginas o cien”, rememora Von Sprecher cuando se le consulta sobre la producción del relato. La figura de Conti, además, fue central en sus lecturas de juventud. “Ya lo leía en la secundaria, antes de tener idea alguna de quién era”, cuenta. “Me sentía muy cerca de los personajes de Conti, en especial del protagonista que adaptamos”, explica. 

La dibujante celebra el concurso homenajeando a Conti y la posibilidad de haber adaptado una de sus historias. Tampoco duda de la vigencia de su figura. “Además de su calidad literaria, se comprometió con su tiempo, con las necesidades sociales y políticas del país en un momento oscuro”, dice. Y dice eso aún a sabiendas de la diferencia generacional que lo separa con el propio autor y con su compañero de equipo. Porque si Von Sprecher tiene ya 66 años, Nacha tiene casi 35 años menos. “Pero con ella nos entendemos como si tuviéramos una sola cabeza”, señala orgulloso el guionista.

Además, para la ocasión cambiaron su método de trabajo. Habitualmente, explican, Von Sprecher le sugiere a Vollenweider el armado de página. “Esta vez le propuse que ese espacio quedara abierto para mí –puntualiza la dibujante–, así que él diseñó un esquema general de las partes más importantes del cuento y yo me guié en base a ese esquema”.  

Este número de la Fierro se completa con un nuevo unitario de Iñaki Echeverría y Esteban Castromán, a quienes hace rato no se disfrutaban en las páginas de la revista. Se trata de “El octavo pasajero”, un relato cortísimo, de apenas cuatro páginas, donde la dupla se mete con el género de terror y, desde luego, aluden a Alien. “Avanzamos en la dirección que veníamos, jugando con la subjetiva de una persona ante una situación determinada”, explica Echeverría, que en las páginas de Fierro hizo dupla con más de un autor proveniente del mundillo de las letras, como Selva Almada y Gabriela Cabezón Cámara, además del propio Castromán. “Nos divierte ir explorando tanto desde lo narrativo como desde lo visual”, considera el dibujante, quien también forma parte del staff de SátiraI12. “Desde lo narrativo está muy acorde con lo que hace Esteban en su obra, esos delirios permanentes”. Ese delirio aquí se manifiesta con “diferentes giros con la lógica de las películas de terror, donde de un segundo al otro todo se transforma de una manera que termina siendo ridículo”, evalúa.

Para Echeverría, publicar estos trabajos en Fierro supone un plus, pues se “crió” comiqueramente con la primera etapa de la revista. “Además me permitió conocer gente interesante y me abrió puertas desde lo laboral”, destaca. No se refiere a los títulos que ya publicó (Beya, Muffins, Negro el 10), sino a los libros por venir, todos publicados primero en Fierro. “Mucho de lo que salió en la revista será libro en España y lo que hicimos con Selva y Gabriela, saldrá acá”, anticipa. Otra parte importante del legado de la revista en la producción de la última década.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ