Respuesta de la CGT y los líderes camioneros a las acusaciones presidenciales
Moyano: "La única bandera por la cual juró Macri fue la del FMI"
Hugo y Pablo Moyano no ahorraron críticas a Macri.Hugo y Pablo Moyano no ahorraron críticas a Macri.Hugo y Pablo Moyano no ahorraron críticas a Macri.Hugo y Pablo Moyano no ahorraron críticas a Macri.Hugo y Pablo Moyano no ahorraron críticas a Macri.
Hugo y Pablo Moyano no ahorraron críticas a Macri. 
Imagen: Noticias Argentinas

El líder del Sindicato de Camioneros, Hugo Moyano, respondió hoy a las críticas que le dedicó el presidente Mauricio Macri en el acto por el Día de la Bandera y sostuvo que "no tiene respeto a nada, es un inconsciente, un incapaz" y "no está en condiciones de conducir los destinos del país". La CGT también reaccionó ante lo que calificó como un "acto de violencia" por parte del Gobierno, se solidarizó con los dirigentes y repudió el discurso de campaña de Macri que "intenta cargar sobre las espaldas de los trabajadores los altos costos de la crisis generada por sus políticas de ajuste y hambre". 

Por la mañana, el mandatario habló de "privilegios acumulados de forma ilegal" por parte de los Moyano, que generan el "costo de transporte más alto de la región" y producen "desempleo". El dirigente gremial retrucó: "No sé cómo calificar su actitud. No sé si es un descerebrado, un incapaz, porque decir el disparate que dijo no entra en la cabeza de nadie".

El líder camionero sostuvo en declaraciones radiales que Macri "es una persona que no está en condiciones de conducir los destinos del país" y criticó que se haya expresado así "en el Día de la Bandera", tras lo cual agregó: "No tiene respeto a nada, es un inconsciente, un incapaz". Y señaló que "la única bandera por la cual juró Macri fue la del FMI, ninguna otra. Estas maniobras lo demuestran".

Moyano dijo además que el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, “es tan incapaz como Macri” y que, de cara a las elecciones "muchos trabajadores lo votaron y se equivocaron, pero quédense tranquilos que no volverán a hacerlo".

También apuntó a lo que sería el fondo de la cuestión en la virulencia de Macri: “Quiere que modifiquemos los convenios laborales y perjudiquemos a la gente”. En esa línea, aseguró que “nosotros por más que nos amenacen o nos maten, jamás firmaremos en contra de los trabajadores."

Pablo Moyano también salió al cruce de las declaraciones de Mauricio Macri en Rosario, y sostuvo que el jefe de estado "pretende que no haya sindicatos para avanzar" con una reforma laboral pero manifestó que "tiene fecha de vencimiento en octubre". El secretario adjunto del Sindicato de Camioneros expresó: "Me extraña que con todos los problemas que tiene el país se ocupe de dar clases de dirigencia gremial".

Macri se había referido en el acto por el Día de la Bandera a “la patota del transporte”, en alusión a Hugo Moyano. "La Argentina paga un alto costo del transporte producto de privilegios acumulados de forma ilegal por el gremio de los Moyano, que lleva a tener el costo del camión más alto de la región", había dicho el Presidente esta mañana. "Lo peor es que cuando los señores Moyano quieren imponer algo y la empresa no está de acuerdo, le bloquean la planta y lo funden", agregó en pleno acto por los 199 años de la muerte de Manuel Belgrano.

En declaraciones radiales, Moyano hijo relacionó las palabras de Macri  a la idea de una reforma laboral y opinó que el mandatario "pretende que no haya sindicatos, ni convenios colectivos de trabajo para que puedan avanzar con un sistema laboral como el de Brasil".

En ese sentido, afirmó que Macri “no perdona” a los Moyano el hecho de que “fue nuestra organización la que frenó el avance de la reforma laboral", y vaticinó que en octubre  "tiene fecha de vencimiento este modelo económico”.

Al igual que su padre, Pablo Moyano opinó que Macri "sueña con un país de mano de obra barata, de países asiáticos, y con destruir el poder adquisitivo de la Argentina", y advirtió: "Se equivoca porque acá hay muchos Moyano, muchos dirigentes trabajadores dispuestos a defender los convenios colectivos de trabajo".

La reacción de la CGT —cuya cúpula mantiene diferencias con los Moyano— llegó a las pocas horas. "El problema no son los trabajadores, son las políticas que pesan sobre ellos", apuntó la central gremial en el comunicado con el que se solidarizó con "cada trabajador y sus representantes gremiales que sean víctima de cualquier acto de violencia e injerencia ejercida desde el Estado" y repudió el tono de las frases lanzadas por Macri tildando de "mafia" al gremio de Camioneros. 

"Con madura responsabilidad se viene planteando desde las distintas vertientes del movimiento obrero la imperiosa necesidad de atravesar un camino de tolerancia alejado de cualquier tipo de agravio y provocación en un momento crítico como el que está viviendo el pueblo argentino", interpeló la central gremial al gobierno del "diálogo" y manifestó su "enorme preocupación" por la intención del Gobierno de "basar sus discursos de campaña intentando cargar sobre las espaldas de los trabajadores los altos costos de la crisis generada por sus políticas de ajuste y hambre que vienen llevando adelante sin ningún tipo de sensibilidad social".

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ