Fondo de la Diversidad Sexual en el Museo de la Memoria
Trazos de todas aquellas luchas
Marcha del Orgullo Rosario 2017.Marcha del Orgullo Rosario 2017.Marcha del Orgullo Rosario 2017.Marcha del Orgullo Rosario 2017.Marcha del Orgullo Rosario 2017.
Marcha del Orgullo Rosario 2017. 
Imagen: Ornella Avedikian

”Porque el amor es un derecho y no un privilegio”, decía un volnte hecho en máquina de escribir y reproducido con mimeógrafo del Movimiento de Liberación Homosexual, “a dos años del gobierno constitucional”, en 1986. Ese documento es sólo uno de los que integran el Fondo de Diversidad Sexual del Museo de la Memoria, que se presentará el próximo jueves, a las 18, en el auditorio de Córdoba 2020. Habrá una exposición abierta durante una semana, con algunos de los materiales, como los micros de radio que hacía Vox, afiches y revistas de distintas épocas y colectivos. En el panel de presentación estará Guillermo Lovagnini, histórico activista, que fue el primer donante del Fondo, y Carlos Italiano, que aportó materiales de prensa. También Leo Simonetta y Natalia Cheti, del Centro Documental Rubén Naranjo, donde está alojado el Fondo, que esperan enriquecer con aportes de la comunidad.

“La actividad está pensada en dos tiempos simultáneos. Por un lado vamos a tener esta pequeña muestra, casi una intervención, donde el objetivo principal es mostrar parte de a documentación de un fondo nuevo, que estuvo ingresando en este último año y medio, sobre diversidad sexual, y al mismo tiempo haremos un panel donde intervengan las personas que se han decidido por la donación, y contar nosotros cómo es este trabajo que hacemos desde el centro documental, en relación a estos documentos puntuales”, explicó Simonetta, quien recordó también los aportes de Guillermo Robles y Adrián Zanuttini en la donación de prensa, en una búsqueda en el archivo de La Capital.

Un eje para quienes llevan adelante este trabajo es “convocar a las diversas organizaciones de Rosario que luchan por los derechos de estos colectivos. A lo largo del año pasado estuvo viniendo Natalia Bolcatto, que fundó la primera biblioteca lesbiana de la ciudad, y también Pepe Díaz de Brito que fue también parte del colectivo Arco Iris y de Vox, y que nos permiten también recuperar la historia de este movimiento en Rosario. La idea es brindar esta documentación que tenemos e invitar a seguir trayendo documentaciones a aquellas personas que tengan volantes, revistas, relacionadas con las temáticas”, aportó Natalia Cheti.

Guillermo Lovagnini aportó su biblioteca y algo más. “Trajo también documentación histórica que tenía que ver con su accionar en distintos movimientos que van cambiando de nombre pero que siempre tienen que ver con la cuestión de la homosexualidad. Esa documentación aleatoria, mezclada, es lo que nosotros estamos sistematizando para ofrecerlo a la comunidad”, historizó Simonetta. Además, “se sumó la donación de Carlos Italiano, que trabajó en una tesis de maestría que tomaba esta temática y recorrió prensa, buena parte de esa documentación, que él releva con un objetivo de investigación, se transforma al entrar en esta institución en un material de archivo, que ahora puede tener otras lecturas y otros usos y que se complementa con lo que Guillermo nos había acercado”.

“La idea es brindar esta documentación e invitar a las personas que tengan volantes, revistas, sobre la temática a traerlas”. Cheti.

Movimiento de Liberación Homosexual, Colectivo Arco Iris, Vox, Las Safinas, son algunos de los nombres de colectivos que impulsaron la ampliación de derechos en décadas anteriores. El movimiento está vivo, y hoy se multiplican los colectivos. “Invitamos a la comunidad. El centro documental del Museo de la Memoria es el lugar para dejar estos materiales. Sabemos las organizaciones no gubernamentales con el correr de los años suelen ir desintegrándose, desarmándose, y ese capital que tiene que ver con las luchas por los derechos humanos, por los derechos civiles, suelen perderse con las personas”, convocó Cheti, quien ponderó que la iniciativa de Lovagnini “genera que esa documentación no se pierda. Esto nos permite recuperar para la comunidad y las nuevas generaciones esta lucha, porque muchas personas hoy nacen con estos derechos y nos parece valioso recuperar a través de los documentos, las luchas por la adquisición de derechos que habían sido negados”.

Simonetta pide a toda “persona que pueda tener en su casa por el motivo que fuere, algún documento, alguna fotografía, alguna imagen, pueden traerlos y esto va a ir conformando parte de ese acervo que se va complejizando, como complejo es el movimiento en sí, y los distintos momentos que ha ido atravesando”.

En exhibición, y luego en el acervo del Centro documental, habrá materiales en distintos soportes, recortes periodísticos, entrevistas que han sido filmadas, micros de radio, volantes, folletería, fotografías. “Será una pequeña muestra de todo un material mucho más amplio que se puede consultar en el centro documental y que reúne una temporalidad muy vasta y actores sociales muy importantes, que se ancla en algunos relatos en las épocas mismas de la dictadura, pensar cómo estos colectivos eran estigmatizados, cómo veían violentados continuamente todos sus derechos, hasta llegar a la actualidad, por ejemplo, con los lenguajes de la prensa o con los lenguajes fotográficos”.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ