Estaba en estado vegetativo hace más de una década
Murió Vincent Lambert, símbolo del debate por la eutanasia en Francia
El caso de Lambert despertó una disputa legal entre su esposa, que pedía su muerte digna y sus padres, que se oponían a la interrupción de la asistencia. Tras una resolución judicial, los médicos habían iniciado hace 9 días el protocolo para retirarle la alimentación e hidratación artificiales.
Vincent Lambert había quedado tetrapléjico en 2008 tras sufrir un accidente de tránsito.Vincent Lambert había quedado tetrapléjico en 2008 tras sufrir un accidente de tránsito.Vincent Lambert había quedado tetrapléjico en 2008 tras sufrir un accidente de tránsito.Vincent Lambert había quedado tetrapléjico en 2008 tras sufrir un accidente de tránsito.Vincent Lambert había quedado tetrapléjico en 2008 tras sufrir un accidente de tránsito.
Vincent Lambert había quedado tetrapléjico en 2008 tras sufrir un accidente de tránsito. 
Imagen: EFE

Murió el hombre que estaba en estado vegetativo hace más de una década en Francia y que se convirtió en el símbolo del debate sobre la eutanasia y la muerte digna en ese país. Vincent Lambert había quedado tetrapléjico en 2008 tras sufrir un accidente de tránsito. Con los años su salud empeoró y en 2014 los médicos declararon que su estado vegetativo era irreversible.

Su caso despertó una disputa legal entre su esposa que pedía su muerte digna y sus padres, que se oponían a la interrupción de la asistencia. Finalmente, Lambert falleció este jueves, nueve días después de que sus médicos iniciaran el protocolo para retirarle la alimentación e hidratación artificiales.

La disputa legal desatada al interior de su propia familia mantuvo enfrentados a los padres de Lambert, ferviente católicos, que lucharon para que se mantuviera el tratamiento hasta las últimas consecuencias, y a su mujer y tutora legal, Rachel Lambert, que se oponía al ensañamiento terapéutico.

El principal problema fue la ausencia de testamento vital, que reflejara la voluntad del propio Vincent Lambert. Después de años de batalla judicial, los padres del paciente aceptaron este lunes su muerte como “algo inevitable” y anunciaron que no iban a presentar nuevos recursos.

 

El caso

Lambert, antiguo enfermero de 42 años de edad, sufrió un accidente de tráfico en 2008 que le dejó tetrapléjico y totalmente dependiente. En 2011, los médicos descartaron toda posibilidad de mejora, y en 2014 su estado fue calificado de vegetativo.

El equipo médico inició el proceso para retirarle el tratamiento el pasado 2 de julio, después de que el Supremo reabriera la vía para hacerlo al anular una sentencia anterior del Tribunal de Apelación y cerrar la posibilidad de interponer nuevos recursos.

La decisión de los padres de no presentar nuevos recursos para intentar reanudar los tratamientos no significa el fin del enfrentamiento judicial. El letrado Jean Paillot, representante de los padres, sostuvo que, llegado el momento, "los responsables de la muerte de Vincent Lambert" tendrán que "rendir cuentas".

De hecho, indicó que ya presentaron una denuncia ante la Fiscalía de Reims contra el doctor Vincent Sánchez y su equipo de cuidados paliativos por "tentativa de homicidio voluntario". "Vincent ha muerto, asesinado por razón de Estado y por un médico que ha renunciado a su juramento hipocrático", sostuvieron los padres, que calificaron la muerte de Lambert como un “crimen de Estado”.

 

Las diez fechas clave del caso Lambert

 

29 septiembre de 2008: Vincent Lambert quedó tetrapléjico y en estado vegetativo tras sufrir un accidente de tráfico. En 2011 los médicos diagnosticaron un estado de conciencia mínima sin esperanza de mejora.

Mayo de 2013: El Tribunal Administrativo de Châlons-en-Champagne recibe una denuncia de la madre del paciente y ordena al equipo médico del Hospital de Reims dar marcha atrás en el cese de la alimentación e hidratación que se había iniciado un mes antes con el acuerdo expreso de la mujer de Vincent y madre de su hija, Rachel Lambert.

Enero de 2014: El Hospital de Reims frena de nuevo los cuidados al paciente amparándose en la Ley Leonetti contra el ensañamiento terapéutico. Los padres y dos de sus nueve hermanos acuden de nuevo al Tribunal Administrativo de Châlons-en-Champagne que vuelve a vetar la decisión del centro médico. Rachel Lambert contesta la sentencia ante el Consejo de Estado, la máxima instancia administrativa de Francia.

Septiembre de 2014: A petición del Consejo de Estado una comisión de expertos analiza el estado de salud de Lambert y llega a la conclusión de que sus lesiones cerebrales son irreversibles. El Consejo de Estado autoriza la decisión de los médicos pero los padres acuden al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) que pide tiempo para poder estudiar de nuevo el caso.

Junio de 2015: El TEDH coincide en su decisión con el Consejo de Estado y avala la desconexión de los aparatos que mantienen a Lambert con vida de forma artificial. Los padres piden, sin éxito, que el paciente sea transferido a una unidad especializada de Estrasburgo, y denuncian al equipo médico que se ocupa de su hijo.

Enero de 2017: la Justicia rechaza la demanda de los padres ya que entiende que solo la tutora de Lambert, su mujer, podría denunciar un abandono del paciente por parte de los médicos.

Noviembre de 2018: El Tribunal Administrativo de Châlons-en-Champagne solicita un nuevo examen de expertos médicos que reiteran "el estado vegetativo crónico e irreversible" del paciente "sin acceso posible a la conciencia".

Enero de 2019: La Justicia valida la decisión del Hospital de Reims por tercera vez y el Tribunal Administrativo de Châlons-en-Champagne confirma que el ensañamiento médico no es razonable.

Mayo de 2019: El equipo médico de Lambert anuncia de nuevo el fin del tratamiento, decisión anulada por el Tribunal de Apelación de París.

 

Julio de 2019: El médico de Lambert, Vincent Sanchez, inicia el proceso para retirarle la alimentación e hidratación artificiales después de que el Tribunal Supremo de Francia reabriera la vía para detener el tratamiento. Los padres anuncian que no contestarán esta decisión. El 11 de julio el sobrino de Lambert, François, confirma la muerte de su tío en el Hospital de Reims.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ