El Senado deberá tratar su pliego en la próxima sesión 
Se postergó la designación de Marisa Graham 

El lobby antiabortista continúa interfiriendo el pleno funcionamiento de la Defensoría de Niños, Niñas y Adolescentes. El Senado tenía la oportunidad de aprobar la designación definitiva de Marisa Graham como nueva titular del organismo, pero los presidentes de bloque decidieron no incluir su votación en la orden del día y, por iniciativa del oficialismo, adelantaron que la discusión se postergará hasta después de las PASO. Un pedido de la senadora Norma Durango, salteó las objeciones de sus pares celestes José Mayans y María Fiore, y se aprobó un tratamiento de "preferencia".  

El pliego de Graham, quien se declaró a favor de la legalización del aborto, fue elevado por la Comisión Bicameral de  Niños, Niñas y Adolescentes a principios de mayo, tras un extenso concurso público, en el que fue seleccionada entre otros 68 postulantes. La Ley 26061, que creó la Defensoría, vacante desde hace 14 años, indica que Graham necesita la aprobación de las dos cámaras del Congreso Nacional para iniciar sus funciones. 

La Cámara baja dio el visto bueno por mayoría a fines de junio, cuando la diputada del PRO y presidenta de la Bicameral, Samanta Acerenza, destacó el proceso de elección de Graham y alertó acerca del lobby que intenta frenar la designación de la defensora de los derechos de niños, niñas y adolescentes.  "La infancia tiene derechos, no tiene pañuelos" , apuntó Acerenza en aquella sesión.  

Era el turno del Senado, que este miércoles perdió la oportunidad de poner en funcionamiento la Defensoría. Sin embargo, los presidentes de bloque, en la reunión de labor parlamentaria, decidieron excluir el tema en la orden del día y dejar su tratamiento para después de las PASO. 

Moción de preferencia

Frente a este panorama, la senadora del peronismo pampeano y vicepresidente de la Comisión de Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes, Norma Durango, solicitó una moción de preferencia para tratar el pliego de Graham en la próxima sesión de la Cámara alta.  "Es urgente la designación y la puesta en funcionamiento de la Defensoría", advirtió Durango, quien resaltó que el proceso de selección había sido "ejemplar".  

El pedido de Durango fue aprobado a mano alzada, hecho que provocó las objeciones de sus pares peronistas, el formoseño Mayans y la salteña Fiore, quienes en la histórica sesión sobre la interrupción voluntaria del embarazo votaron en contra. Mayans fue el primero en intentar revertir la iniciativa de la pampeana con el argumento de que no había visto las manos suficientes para aprobar la preferencia, pero sus argumentos fueron desechados por sus pares. 

A pesar de ello, Fiore insistió y dijo que "se vieron pocas manos levantadas". El debate, al final, quedó cerrado porque el reglamento no contempla la reconsideración del voto. 

14 años con derechos vacantes 

La estrategia de demorar la aprobación del pliego de Graham por el hecho de haberse pronunciado a favor de la legalización del aborto fue advertido rápidamente por el colectivo Infancia en Deuda,  que integran 14 organizaciones defensoras de los derechos del niño. De acuerdo con la normativa, el pliego debe ser aprobado en 180, plazo que se cumplirá en noviembre próximo, pocos días antes de que se modifique la conformación del actual Congreso.

"Si no se cumple la designación, la Ley indica que hay que volver a hacer todo de nuevo, algo que a nosotros nos costó 14 años, y la realidad es que este es un tema urgente", advirtió Rodrigo Robles, abogado de la Asociación Civil de la Igualdad y la Justicia e integrante del colectivo Infancia en Deuda. 

En el mismo tono se expresaron los cinco defensores y defensoras provinciales de Córdoba, La Pampa, Misiones, Santa Fe y Santiago del Estero, quienes también solicitaron a ambas cámaras que "se convoque prontamente a la Asamblea Legislativa para que el nombramiento de estas autoridades pueda ser efectivo".

El lobby fallido en Diputados 

En la previa de la sesión especial que a fines de junio aprobó el pliego en la Cámara baja, un grupo de diputados de Cambiemos, entre ellos el presidente del bloque del PRO, Nicolás Massot, adelantó su voto negativo e intentó persuadir al presidente del cuerpo, Emilio Monzó, para que impidiera el tratamiento del pliego. 

El intento resultó fallido y la Cámara baja votó a mano alzada la aprobación del nombramiento de Graham, de Juan Facundo Hernández y de Fabián Repetto como sus adjuntos. 

 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ