El gobierno de Brasil quita 120 vacantes a personas trans e intersexuales
Bolsonaro elimina un cupo de diversidad sexual en una universidad
Bolsonaro contra los derechos de las personas trans e intersexuales.Bolsonaro contra los derechos de las personas trans e intersexuales.Bolsonaro contra los derechos de las personas trans e intersexuales.Bolsonaro contra los derechos de las personas trans e intersexuales.Bolsonaro contra los derechos de las personas trans e intersexuales.
Bolsonaro contra los derechos de las personas trans e intersexuales. 
Imagen: AFP

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, informó que su gobierno intervino una universidad federal y suspendió un cupo que reservaba 120 vacantes para personas trans e intersexuales.

En sus redes sociales, el mandatario contó que Universidad de Integración Internacional de la Lusofonía Afro-Brasileña (Unilab) tenía "una selectividad para candidatos TRANSEXUALES, TRAVESTIS, INTERSEXUALES y personas NO BINARIAS", y que, tras la intervención del Ministerio de Educación al rectorado de esa institución, "la convocatoria fue suspendida y anulada".

El Ministerio de Educación justificó la intervención y la anulación del cupo porque "la universidad no presentó un dictamen con base legal" para esa medida.

Según la Constitución brasileña, las universidades federales cuentan con autonomía "didáctica-científica, administrativa y de gestión financiera y patrimonial", es decir, tienen libertad para tomar decisiones independientes y no dependen del respaldo del presidente o de cualquier otro órgano público.

De acuerdo a un estudio publicado en mayo pasado por la Asociación Nacional de los Dirigentes de las Instituciones Federales de Enseñanza Superior, apenas un 0,2% de los universitarios brasileños son personas trans.

Tanto como candidato como presidente, Bolsonaro ha mantenido posiciones muy críticas hacia el sistema educativo brasileño -y las universidades públicas en especial- y hacia derechos obtenidos por minorías y las mujeres.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ