Teherán afirma haber capturado a 17 iraníes entrenados por EE.UU.
Irán anuncia la detención de espías de la CIA, pero Trump lo desmiente
 "Resulta cada vez más difícil para mí lograr un acuerdo con Irán porque actúan muy mal", declaró el mandatario republicano. 
Trump desmintió el anuncio de Irán sobre la detención de supuestos espías. Trump desmintió el anuncio de Irán sobre la detención de supuestos espías. Trump desmintió el anuncio de Irán sobre la detención de supuestos espías. Trump desmintió el anuncio de Irán sobre la detención de supuestos espías. Trump desmintió el anuncio de Irán sobre la detención de supuestos espías. 
Trump desmintió el anuncio de Irán sobre la detención de supuestos espías.  
Imagen: AFP

Irán anunció la detención de 17 ciudadanos iraníes reclutados por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos para espiar sus objetivos nucleares y militares. El presidente norteamericano Donald Trump salió a desmentir la versión categóricamente.

Los arrestos ocurrieron en los últimos meses, según afirmó en la conferencia de prensa realizada este lunes en Teherán un agente iraní de inteligencia. Señaló que los detenidos trabajaban en "lugares sensibles" en instalaciones militares y nucleares, y agregó que la mayoría había recibido condena de muerte.

Sorprendido por la noticia, el presidente republicano hizo uso una vez más de su cuenta de Twitter para manifestarse: "El informe de que Irán capturó a espías de la CIA es totalmente falso. Cero verdad. Sólo más mentiras y propaganda (como la de su dron abatido)", expresó. El presidente estadounidense planteó además que la economía de Irán "está muerta" y que la situación "va a empeorar". "Irán es un desastre total", sentenció.

La CIA, sin embargo, no se manifestó al respecto. Por lo general, la agencia tiene como política evitar esclarecer reportes sobre arrestos u otras situaciones que involucren a sus agentes encubiertos o informantes. "Hay una razón por la cual el gobierno nunca comenta este tipo de afirmaciones. La próxima vez que una información de este tipo quede sin réplica, se va a asumir que es porque es cierta", dijo el ex portavoz del Consejo Nacional de Seguridad, Ned Price.

Como si no fuera suficiente con su descargo en Twitter, Trump reafirmó más tarde su postura ante la prensa al recibir al primer ministro paquistaní, Imran Khan, en Washington: "Resulta cada vez más difícil para mí lograr un acuerdo con Irán porque actúan muy mal", declaró.

La noticia de las supuestas detenciones llega mientras se desmorona el acuerdo nuclear entre Irán y otras potencias internacionales, y en medio de crecientes tensiones en el Golfo Pérsico. La crisis comenzó tras la decisión del presidente Trump de sacar a Estados Unidos del acuerdo con Teherán e incrementar las sanciones sobre el país. De ahí en más, la relación no hizo más que empeorar.

Según el comunicado del Ministerio de Inteligencia iraní, los 17 supuestos espías habían recibido "formación sofisticada" y habían tenido éxito en sus misiones de sabotaje, que incluían la recogida de información en los centros donde trabajaban, la realización de actividades técnicas y de inteligencia, y la transferencia e instalación de dispositivos de monitoreo.

Del informe también se desprende que la CIA había prometido a los detenidos visas o empleos en Estados Unidos, y que los agentes cambiaron de bando y ahora “trabajan en contra” del país del norte. "Los espías identificados trabajaban en centros clave del sector privado vinculados con la economía, la investigación nuclear, las infraestructuras, el campo militar o la cibernética, desde donde recogían información reservada", explicaron.

La semana pasada el ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, participó de reuniones en la sede de la ONU en Nueva York para expresar la disposición de Teherán de sentarse a negociar siempre que Washington levante las sanciones que pesan sobre su país. 

"Si Trump quiere más por más, podemos ratificar un protocolo adicional y él puede retirar las sanciones que ha puesto", sostuvo Zarif en referencia al denominado Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA), el acuerdo multilateral nuclear con Irán del cual Estados Unidos anunció su retirada en mayo del año pasado.

Este repliegue se debió, según alegó el gobierno estadounidense, a que las autoridades iraníes estaban violando el espíritu del tratado con el propósito de desarrollar armas nucleares en secreto, una acusación que no fue respaldada por el resto de los países que firmaron el acuerdo: Rusia, China, Alemania, el Reino Unido y Francia. 

Irán ha rechazado hasta el momento cualquier propuesta para negociar un nuevo acuerdo, alegando que no aceptaría conversaciones bajo presión. 

Este lunes, Washington sancionó a la compañía pública china Zhuhai Zhenrong y su director ejecutivo, Yumin Li, acusados por el Secretario de Estado Mike Pompeo de haber "violado la ley estadounidense al aceptar crudo" por parte de Teherán. Desde el pasado mes de noviembre, todos los países pueden ser sancionados por Estados Unidos si compran petróleo iraní.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ