Al menos nueve muertos en un bar de Ohio
Otro tiroteo en menos de 24 horas sacude a Estados Unidos
El tiroteo ocurrió en un bar de la ciudad de Dayton, en el estado de Ohio.El tiroteo ocurrió en un bar de la ciudad de Dayton, en el estado de Ohio.El tiroteo ocurrió en un bar de la ciudad de Dayton, en el estado de Ohio.El tiroteo ocurrió en un bar de la ciudad de Dayton, en el estado de Ohio.El tiroteo ocurrió en un bar de la ciudad de Dayton, en el estado de Ohio.
El tiroteo ocurrió en un bar de la ciudad de Dayton, en el estado de Ohio. 
Imagen: AFP

Menos de 13 horas después de la masacre de El Paso, Texas, que dejó un saldo de 20 muertos y 26 heridos, un nuevo tiroteo en Ohio provocó la muerte de 9 personas y dejó un total de 27 heridos. La masacre de Ohio ocurrió el domingo a la madrugada, en una zona de bares y de ocio de Dayton, cuando un joven de 24 años llegó equipado con un chaleco antibalas y un rifle de asalto y comenzó a disparar. Entre las víctimas mortales que dejó la tragedia estaba su hermana, de 22 años. Donald Trump, sin responder a las críticas que varios aspirantes a las primarias demócratas le hicieron al responsabilizarlo por el aumento de violencia con armas de fuego, ordenó el izamiento de la bandera estadounidense a media asta, durante 4 días, en la Casa Blanca y en todos los edificios y espacios públicos del país.

Vigilia por las víctimas de Dayton. Imagen: AFP.

El tiroteo de Dayton, Ohio, ocurrió alrededor de la 1 de la madrugada del domingo. Luego de dejar, en menos de un minuto, un total de 9 muertos y 27 heridos, el tirador identificado como Connor Betts fue abatido a tiros por la policía que patrullaba el área. "Si no hubieran estado allí (...) podríamos haber tenido cientos de muertos y heridos", dijo Nan Whaley, alcalde de la ciudad.

Según informó Whaley, el atacante usó un rifle de asalto equipado con cargadores de alta capacidad y tenía municiones adicionales. La policía, que aún desconoce las motivaciones del ataque, comenzó una investigación en su entorno y en sus redes sociales. Además, según revelaron fuentes del caso, está buscando a “un segundo posible tirador que podría haber abandonado la zona en un coche oscuro".

La policía de Dayton peritando el área. Imagen: EFE.

"Cuando vimos que los cuerpos empezaban a caer, nos dimos cuenta de que era grave (...) le gritamos a la gente 'corran, hay un tirador' porque muchos estaban conmocionados y no sabían qué hacer", relató Anthony Reynolds, un testigo del ataque. En ese momento, Reynolds salía de un club nocturno junto a su primo.

El tiroteo de Ohio ocurrió apenas 13 horas después de la masacre en El Paso, Texas, que dejó un saldo de 20 muertos y 26 heridos. Este sábado al mediodía, un joven de 21 años ingresó a un Walmart y disparó a mansalva contra las personas que se encontraban comprando dentro del centro comercial. Un manifiesto que circula en internet y que se le atribuye al atacante denuncia una "invasión hispana de Texas", por lo que se sospecha que el tiroteo tuvo una motivación racista y xenófoba. Las autoridades locales han anunciado que pedirán la pena de muerte para el joven, como si de ese modo lograran solucionar el problema.

Zapatillas perdidas en la masacre de Dayton. Imagen: EFE.

La semana pasada también tuvieron lugar otros dos ataques de características similares pero con menor número de víctimas. El 28 de julio, un joven de 19 años disparó con un rifle contra una multitud en Gilroy, California, durante un popular festival de comida al aire libre conocido como “La Fiesta del ajo” . En el tiroteo murieron un niño y dos adultos. Dos días después, un hombre armado disparó en una sucursal de Walmart en Southaven, Misisipi, y dejó 2 muertos y 2 heridos. El atacante trabajó 25 años en esa cadena de supermercados y había sido despedido recientemente.

"Dios bendiga a los habitantes (de las ciudades afectadas)", tuiteó el presidente Donald Trump, quien condenó "estos actos de odio y cobardía" y ordenó que se izara la bandera estadounidense a media asta en la Casa Blanca y todos los edificios y espacios públicos durante los próximos cuatro días.

Varios aspirantes a las primarias demócratas apuntaron contra el presidente por el aumento de violencia con armas de fuego que hubo en el país. "Hay que decir que el presidente en persona promueve el racismo y la supremacía blanca", dijo la candidata Elizabeth Warren. Beto O'Rourke, candidato a las primarias demócratas oriundo de El Paso, también arremetió contra el presidente por "atizar el racismo en este país" con una retórica antiinmigrante.

"Ya es hora de actuar y poner fin a esta epidemia de violencia armada", tuiteó Joe Biden, exvicepresidente y ahora precandidato presidencial.

Un altar improvisado en El Paso. Imagen: AFP

 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ